Orgía de despidos

12

06 2010

El gobierno de Zapatero se apresta a meternos por “angostam viam” el despido barato a los trabajadores de empresas privadas. Bastará que éstas acrediten pérdidas durante medio año para permitirles echar a la calle a sus trabajadores –individual o colectivamente- a cambio de pagarles 20 días por año. Ahora son 45 días, o 33 para contratos hechos en los últimos años. Será una orgía para las empresas que deseen quitarse de encima costes laborales. Y eso que Zapatero dijo que la reforma laboral no significaría un recorte de derechos laborales: este hombre no está bien. Al mismo tiempo su gobierno fuerza las uniones de cajas de ahorro de las que resultarán –tal y como se ha publicado de la de Baleares- jubilaciones anticipadas a cuenta del erario público, cuando el ministro de Trabajo dijo que debería acabarse con estas prácticas. Ya digo: una orgía para unos, los de siempre, y para el resto, los otros de siempre, palos.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

3 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. SAMOIXANEGRE #
    1

    El empresario que se precie, nunca piensa en un despido como arma de beneficio,jamás. No piensan,(y si lo piensan,se lo callan), los sindicatos y trabajadores que quién CONTRATA, es el empresario, y como hay, por desgracia, mucha mano de obra, se debería respetar las situaciones que los empresarios sufren.
    Al trabajador bueno, eficiente, y con una responsabilidad seria dentro de la empresa, este trabajador no puede temer por su empleo.
    Si se arranca de nuevo el consumo diario, habrá mas necesidad de productos, y se tendrán que elaborar más, y si esto sucede se necesitará más mano de obra, y así se cura la crisis.
    FALTA CONFIANZA PARA EL CONSUMO DIARIO.

  2. juan #
    2

    con que 2 tercios de los no funcioanrios se alegran del recorte, ilusos, ahora os toca a vosotros y apretar unos cuantos agujeros mas el cinturon.

  3. isabel #
    3

    rojos a pelarla, el mundo esta hecho de 2 pisos arriba los que mandan y abajo los que SE DEJAN MANDAR