Archivo de Julio, 2010

Contra los toros

El Parlamento catalán ha prohibido las corridas de toros (a partir de 2012) y se ha montado la de dios es cristo. Que si una nueva muestra de independentismo, que si inconstitucional, que si esto y lo otro. Pues a mí me parece muy bien. Las corridas de toros son cultura, sí, pero una cultura aborrecible, indigna, chabacana, anacrónica y sobre todo salvaje. No todo lo que es manifestación cultural –en sentido amplio- es bueno ni debe preservarse. Se mire cómo se mire, permitir un espectáculo público que consiste en la tortura de un animal es una salvajada impropia de una sociedad civilizada. No se trata tanto de defender al animal –a muchos matamos para comérnoslo- cuanto de defender nuestra dignidad como personas. Una dignidad que es imposible de mantener si se permite que sigan existiendo los espectáculos públicos a base de tortura de animales. Por mucha cultura que sean hay que liquidarlos.

29

07 2010

Nuestros (malos) hoteleros

¿Cómo puede explicarse que Baleares tenga su economía turística por los suelos cuando las otras grandes regiones turísticas españolas –Cataluña, Canarias, Comunidad Valenciana- están registrando buenos índices de ocupación y gasto turístico? Índices que en las Islas están bajando. Y eso después de que en el último año y medio los hoteleros hayan recibido ayudas como nunca por parte de las administraciones –tanto de la nacional como de la regional-, incluida la vergonzosa –podríamos llamarla así- Ley de Privilegios Urbanísticos Hoteleros recientemente pactada entre todos los partidos del Parlamento balear, y que el GOB denuncia, con buen criterio, como “urbanismo a la carta” para unos pocos privilegiados. ¿No será que lo que falla son precisamente nuestros (malos) hoteleros? Pero claro, no puede decirse. Eso es tabú. Aquí seguiremos empobreciéndonos para que ellos sigan ganando fortunas a costa del bien social.

24

07 2010

Corruptos a la cárcel

Tras la entrada en la cárcel de Bartomeu Vicens, ex de UM, el resto de ex políticos que están pendientes de sus propias asuntos con la justicia estarán padeciendo serias descomposiciones intestinales. Es el caso de Jaume Matas, por ejemplo. Llegó a Palma para declarar ante el juez con pinta de no creerse lo que le estaba pasando. Como si a la gente distinguida como él no pudiera pasarle eso. Después de lo de Vicens, Matas y otros, como Miquel Nadal, están ya asumiendo que la probabilidad de que acaben pasando al menos una temporada en la cárcel es muy alta. Hace unos pocos años nadie hubiera creído que pudiéramos llegar hasta este punto, en el que los otrora poderosos políticos, que hacían y deshacían lo que querían porque “esto siempre ha sido así y no pasa nada”, estén no solamente desfilando por los juzgados sino entrando ya en prisión. Todavía no percibimos el importante cambio que se ha producido. Y ha sido gracias a un par de fiscales a los que nunca se lo agradeceremos lo suficiente.

18

07 2010

El PSOE independentista

El pasado viernes día 9 de julio se reunieron en la plaza de Cort unas doscientas personas convocadas por la Obra Cultural Balear para protestar contra la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña. La concentración se convirtió en un acto a favor de la independencia catalana. No es que sea muy normal el hecho, pero lo cierto es que no es insólito ver algo así en Palma. Lo más relevante, empero, es: ¿qué hacía en tal manifestación el PSIB-PSOE? Es cierto que sólo había cuatro militantes socialistas, y todos de décimo nivel porque de los dirigentes ni uno se dejó ver, pero aún así no parece que sea muy consecuente que un partido nacional deje ver sus siglas en un acto de estas características. En Mallorca y Baleares ya sólo ERC por un lado y el PP por el otro tienen claro qué son, qué quieren y qué ofrecen. El resto, incluido el PSOE, no lo sabe.

Etiquetas: , , ,

10

07 2010

Nacionalistas y España

La sentencia del Tribunal Constitucional irritó a los nacionalistas, no sólo a los catalanes como se ha visto en Baleares. Y que Zapatero haya dicho que con ese fallo se termina el proceso de descentralización ha provocado un pequeño terremoto en la Cataluña política. Los nacionalistas no quieren que se cierre de ningún modo. Para algunos de ellos, ante esta situación, no hay más remedio que optar por la independencia unilateral. En el otro lado no faltan los nacionalistas españoles que ven en la sentencia del Constitucional la ruptura de España. Unos y otros exageran. Y Zapatero se equivoca, nuevamente. Mientras que no se reforme la Constitución para otorgar a Cataluña y al País Vasco un estatus diferente al resto de regiones la estructuración política de España no funcionará. No es cuestión de nacionalismos –éstos siempre muy pegados al sentimiento- sino de racionalidad, de reconocimiento de una realidad histórica, le pese a quien le pese.

02

07 2010