Contra los toros

29

07 2010

El Parlamento catalán ha prohibido las corridas de toros (a partir de 2012) y se ha montado la de dios es cristo. Que si una nueva muestra de independentismo, que si inconstitucional, que si esto y lo otro. Pues a mí me parece muy bien. Las corridas de toros son cultura, sí, pero una cultura aborrecible, indigna, chabacana, anacrónica y sobre todo salvaje. No todo lo que es manifestación cultural –en sentido amplio- es bueno ni debe preservarse. Se mire cómo se mire, permitir un espectáculo público que consiste en la tortura de un animal es una salvajada impropia de una sociedad civilizada. No se trata tanto de defender al animal –a muchos matamos para comérnoslo- cuanto de defender nuestra dignidad como personas. Una dignidad que es imposible de mantener si se permite que sigan existiendo los espectáculos públicos a base de tortura de animales. Por mucha cultura que sean hay que liquidarlos.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

2 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. mallorca #
    1

    Tu mismo lo dices, es cuestion de dignidad, pero la de cada uno. Si hemos de discutir del maltrato animal, lo hacemos para todos los animales, no me valen los toros por que a algunos les da lastima verlos como sufren. A mi tambien me dan lastima, como me dan lastima los atunes cuando se retuercen y aletean en las redes, las vacas que malviven en las granjas y luego son ajusticiadas, los cerdos en las matanzaz y las ocas enterradas. Pero no va de eso, cuandos vivamos en el pais de ” nunca jamas”, ningun ser humano necesite a los animales para sacar adelante a sus familias podremos plantearnos los derechos e los animales no domesticos, porque los domesticos ya tiene algunos, mientras tanto creo que no ha habido debate social y se han impuesto a las bravas una ley que va a dejar en el paro a muchos.

  2. cesc #
    2

    si la cursa de braus és cultura,
    el canibalisme és gastronomía