Archivo de septiembre, 2011

Lo de Bauzá y el catalán

Lo del presidente Bauzá con el catalán no tiene arreglo. ¿Que le ponen un micro delante y le preguntan sobre el catalán?, pues él monta solito un guirigay de mil demonios. Es una habilidad como otra cualquiera. Qué se le va a hacer. El último ejemplo ha sido lo de Madrid. Lo de decir que el castellano es nuestra lengua y el catalán la cooficial en Baleares. Los catalanistas han puesto el grito en su cielo sacando de contexto lo dicho. Realmente el presidente, atendiendo a la literalidad de sus palabras, tenía razón porque hablaba con la primera persona del plural refiriéndose a todos los españoles. Otra cosa es que lo hubiera dicho en Palma: entonces hubiera sido una estupidez. De todos modos, cierto es que hay implícito en su mensaje un cierto si no menosprecio sí al menos poco interés para con la lengua histórica de esta región. Como siempre estuvo acertado, al día siguiente, el portavoz y conseller Rafel Bosch, al matizar lo dicho por Bauzá. Y añadió que a partir del próximo curso el castellano también será lengua vehicular en la enseñanza. Algo que con diferentes palabras ya había dicho varias veces. Pero así contenta al flanco ultra y anticatalanista del PP. Y en la práctica poco hará de lo que a ese sector le gustaría que hiciera. Poco y siempre progresivamente –o sea, largo me lo fiáis- y, de hecho, solamente castellanizando un poco más una parte de la educación privada. Que tras tanta proclama es éste el objetivo esencial: que los privados puedan hacer lo que quieran con el catalán. No hay más.

11

09 2011

Matas en el banquillo

El próximo enero veremos de nuevo a un presidente regional del PP y de Baleares sentado en el banquillo de los acusados. De los cinco presidentes del Govern que hemos tenido –Gabriel Cañellas, Cristòfol Soler, Jaume Matas, Francesc Antich y José Ramón Bauzá- dos de los tres del PP –Cañellas y Matas- habrán sido juzgados por delitos relacionados con el ejercicio presuntamente corrupto de la gestión presidencial. Muy edificante. El primero no fue condenado porque el delito –considerado probado- había prescrito. Veremos con el segundo fenómeno. Que tendrá que hacer frente a mogollón de juicios. Su calvario y nuestra vergüenza amenazan con durar todavía bastantes años. Los que fantasean con persecuciones judiciales, fiscales y policiales contra el PP y UM por interés político del PSOE –¡qué imaginación!- seguirán clamando por la presunción de inocencia, que nadie ha puesto en entredicho –o al menos no más que con cualquier otro potencial delincuente-, pero quizá no estaría de más reflexionar sobre este hecho: 28 años de autonomía, 5 presidentes y 2 en el banquillo de acusados. Una vergüenza, nuestra vergüenza, sobre la que nadie quiere dar explicación. ¿Acaso no la hay? ¿Es que somos así? ¿No nos importa?…

04

09 2011