Archivo de octubre, 2011

El partido de la ultraderecha

Mucho se interpreta sobre el comunicado de ETA en el que anuncia el cese definitivo de la violencia. Es curioso constatar cómo a algunos parece que les duela que los terroristas digan que no van a matar más. Y cómo montan una manifestación preventiva contra no se sabe muy bien qué. De su enfebrecida imaginación surgen conspiraciones que consideran “probadas” porque hay evidencias de contactos secretos entre ETA y el gobierno. ¿O no los había cuando el mentiroso Jaime Mayor Oreja era ministro? Por supuesto que los había. Como ha pasado con todos los demás ministros del Interior. Y es su trabajo que así sean estos contactos: secretos y eficaces en la medida de lo posible. Así se ha llegado dónde estamos. A partir de ahora empieza un proceso largo. Que se supone –o así todo el mundo lo supone- que va a tener que gestionar Mariano Rajoy. Si es que, tal y como aventuran todas las encuestas conocidas hasta ahora, en efecto gana por mayoría absoluta las elecciones generales del próximo día 20 de noviembre. Y vista la reacción moderada, centrada y adecuada de Rajoy ante el comunicado de ETA, y lo mal que ha caído ésta entre el sector más extremado de su partido y entre todo el resto de la ultraderecha, cabe imaginar que si es presidente tendrá en la negociación con ETA un serio flanco de potencial erosión. Tanto que es creíble, al menos hoy por hoy, que la extrema derecha pueda llegar a romper con el sector mayoritario del PP, el normal. ¿Tendremos a medio plazo un partido de extrema derecha liderado por algún gurú de las conspiraciones, tipo Mayor Oreja o Esperanza Aguirre, impulsado mediáticamente por el ínclito ultra de las ondas Jiménez Losantos?

25

10 2011

El fin de ETA

Tras las bambalinas de la llamada Conferencia Internacional de Paz (en realidad el nombre oficial era otro), en San Sebastián el día 17 de octubre, sin duda hay muchas horas de negociaciones a múltiples bandas, por indirectas que hayan sido en algún caso. Nadie se cree que un hombre de la experiencia internacional de Kofi Annan, nada menos que antiguo secretario general de la ONU, venga a España a hablar del fin de ETA sin que lo haya negociado previamente con el gobierno nacional. De la misma forma que indirectamente habrá habido conversaciones entre el ejecutivo y los terroristas -siempre las hay, con este gobierno y con cualquier otro-. Como habrá habido comunicación a través de terceros entre el PP y algunos entornos de ETA: ¿a qué si no esas conversaciones secretas, precisamente publicadas ahora, entre Mariano Rajoy y el presidente del PNV Íñigo Urkullo sobre, vaya por Dios, “el fin de ETA”? Esta vez no parece haber marcha atrás posible. Aunque es cierto que el camino hacia el fin no es lineal y pueden existir meandros sangrientos. Por mucho delirio etarra que transpire aparentemente el comunidado de los “internacionales” reunidos -igualdad entre víctimas y verdugos, mismo nivel para ETA y los gobiernos español y francés, reivindicación implícita del privilegio de secesión unilateral, etc.- nadie se cree que Annan o el exministro de Interior francés Pierre Joxe se presten a esto así como así. Es lícito deducir por tanto que algo en efecto está cambiando en la serpiente y que toda esta escenografía vacía de contenido no es más que su desesperada necesidad de aparentar algo decente ante su parroquia. Digan las tonterías que digan los expertos en crear conspiraciones antiespañolas, los de la ultra derecha y los ultra nacionalistas españolistas, está más cerca que nunca el fin de ETA. Sin nada más a cambio que, aparte de esta ridícula patochada de San Sebastián, “la generosidad de la sociedad española” para con los delincuentes terroristas. Así lo dijo un tal José María Aznar cuando negociaba con ETA. Así será no porque lo dijera él sino porque es el único precio que desde siempre los partidos políticos -incluido por supuesto el PP- han estado dispuestos a pagar.

17

10 2011

IB3, RTM y el PP

El PP cierra la radio y la televisión de Mallorca con la excusa de la necesidad de reducir gastos del Consell Insular. En el otro lado, el Govern no cierra IB3 pero ya ha anunciado que el año que viene tendrá solamente 30 millones de presupuesto y, sobre todo, demuestra tener un interés absolutamente nulo en ella. Solamente así se explica sus continuas metidas de pata al respecto de la radio y televisión pública regional. La última: dar publicidad a los nombres de los nuevos directivos sin apercibir-se -¿es esto posible?- que la ley le obliga a sacarlos a concurso (un despropósito, pero así es la ley). Este absoluto desinterés para con los medios de comunicación públicos no puede deberse a la excusa económica, ni a que –bien probado está: cada gobierno que ha “tenido” IB3 ha perdido en las urnas- no sirvan para ganar elecciones, ni tampoco a que el Govern sea inútil. No. Tiene que haber otra explicación. La única es que hay un plan previsto. Esperar a que Mariano Rajoy gane por mayoría absoluta y que luego cambie la ley para permitir la privatización de las televisiones autonómicas. Así IB3 –como las demás gestionadas por el PP- podría ser vendida. Y de paso los conservadores se aseguran de no dejar nada vivo –RTM- que pueda llenar su vacío, por poco que fuera.

Etiquetas: , , , , ,

09

10 2011

El Govern de rodillas

El grupo hotelero Meliá anuncia un nuevo proyecto empresarial en el que, asegura, invertirá unos 135 millones en ocho años. En Mallorca. En Magaluf. Bien está. Cualquier inversión empresarial, y más si, como es el caso, viene desde una poderosa empresa multinacional, tiene que ser necesariamente bienvenida. Y las instituciones públicas, por supuesto, tratarlas entre algodones. Pero eso sí: siempre teniendo en cuenta, y haciendo prevalecer, el interés social, sin arrodillarse ante el inversor y naturalmente calibrando y estudiando muy bien cualquier cambio legal que la inversión pudiera requerir. Sin embargo en esta ocasión todo lo contrario ha sido puesto en escena: la empresa privada diseña un profundo cambio en una zona que le interesa a ella, en el cual hay un cambio de uso de un hotel –de turístico a residencial- hoy por hoy ilegal y, en fin, todo un diseño urbanístico que en cualquier otra región de España, y en todo el mundo, debe ir a cargo de la administración pública. Quien es la que diseña el urbanismo y, después, la empresa privada se adapta. Aquí en Baleares no va así la cosa. Aquí la empresa privada decide dónde quiere ganar dinero, diseña el cambio urbanístico que mejor le place, qué leyes habrá que cambiar y la administración, para el caso el Govern, aplaude con las orejas arrodillado mientras promete, o jura, mantenerse sumiso por siempre jamás. Y a casi todo el mundo le parece de perlas. Así somos.

02

10 2011