Archivo de Marzo, 2012

Delirio anticatalanista

El pasado sábado la manifestación de la Obra Cultural Balear contra la política lingüística del Govern de José Ramón Bauzá tuvo una enorme asistencia ciudadana. Da igual cuántos fueron exactamente los que concurrieron. Está claro que no llegaron a los 50.000 que dicen los organizadores –en Mallorca es sencillamente imposible reunir a tanta gente, ni siquiera se concentran tantos para ver un partido de fútbol- pero desde luego es probable que se acercaran a los 15.000, o quizá algo más incluso. En cualquier caso, un éxito a la altura de las grandes ocasiones en las que las calles de la capital isleña han visto desfilar grandes manifestaciones.
No lo ve así sin embargo el grupúsculo ultraderechista Círculo Balear que al cabo de unos días emitía un comunicado en el que aseguraban que la manifestación de la OCB había sido ¡un fracaso! e incluso se permitían la licencia fantasiosa de comparar la concentración catalanista con una reunión anticatalanista suya, de hace un par de años, que, aseveraban, tuvo mayor seguimiento popular. El delirio es de tal magnitud que ningún medio de comunicación se ha hecho eco de la patochada. No obstante, servidor quiso confirmar, antes de escribir nada sobre el particular, que no había sido un exceso pasajero, producto de la rabia de ver cómo sus antagonistas manejan miles de personas cuando ellos apenas pueden con unas docenas, y por ello entré en su página web. Y allí en efecto se repite la sandez, y no contentos con ello los circulitos van y meten con calzador dos fotos que supuestamente “prueban” su mentecatada.
El hecho no tendría mayor importancia si no fuera porque el Govern, todo un gobierno, que se dice pronto, se alinea con estos circulitos capaces de estas patochadas. El PP tiene todo el derecho del mundo a poner en marcha la política lingüística que crea más oportuna, incluso cambiando leyes si le place. Pero que el partido mayoritario de esta tierra, que tiene la responsabilidad de gobernarla, forme al milímetro con el desvarío ideológico que padece esta organización, capaz de publicar semejantes disparates, deja en evidencia carencias muy graves en quienes nos gobiernan.

29

03 2012

La condena a Matas

Jaume Matas ya ha sido condenado. Cierto es que cabe –y se hará, según parece- recurso a la sentencia judicial condenatoria. Pero no es de esperar una revocación de ésta. O no parece nada probable, al menos. Otra cosa es que se recurra para intentar que se rebaje la pena hasta el límite del ingreso en prisión. Porque, como es conocido, con más de dos años se ingresa en el talego. Y si dentro de unos meses en efecto el Tribunal Supremo no revoca sino que, como mucho, reduce la pena impuesta –como fue por ejemplo el caso de Bartomeu Vicens- el panorama será tremendo para el ex ministro y ex presidente balear. Porque, entre otras razones, todavía le esperan una larga lista de casos en los que está imputado –piezas separadas del matriz Palma Arena- que podrían suponerle más condenas. Y aunque es cierto que las penas hipotéticas no se sumarían sino que debería pagar la más alta, tendría a la sazón la certeza de pasar a la sombra una buena cantidad de años.
Y esto es al cabo lo más importante de la sentencia de la primera pieza separada del caso Palma Arena. Su valor de ejemplo para el futuro. Que para tantos otros imputados –y no sólo en este caso sino en todos los de corrupción política en Baleares- el mensaje del tribunal que ha condenado a Matas es meridiano: que tanto la instrucción cuanto la táctica y estrategia de acusación de la fiscalía anticorrupción han sido buenas. Lo cual, recuérdese, ha sido puesto en duda por los principales implicados, ahora condenados, en esta pieza. Es decir, los magistrados que condenan ahora lo que vienen a decir, ni más ni menos, es que toda esa historia de la exageración, persecución, manía, injusticia y el largo etcétera por parte de los pérfidos juez instructor y fiscales contra los principales acusados no pasan de ser meras opiniones sin base alguna y que por tanto no cuentan para nada. En resumen: se ha condenado a Matas pero de hecho son muchos los imputados por corrupción que a partir de hoy mismo han recibido un duro varapalo al quedar validada la instrucción y la acusación fiscal.

20

03 2012

Bauzá, el catalán y la ley

José Ramón Bauzá y sus muchachos siguen a los suyo. Improvisando medidas de degüello presupuestario, improvisando con resultado desastroso la gestión en la sanidad pública y lo único que no improvisan es toda la tontería del catalán. Y les sale de la forma que ellos entienden como bien: el próximo día 25 la Obra Cultural Balear (OCB) sacará a la calle, en Palma, algunos miles de manifestantes contra la anunciada reforma legal del estatus de la lengua histórica de esta región. Ha habido más de 12.000 alegaciones particulares. Que se dice pronto. Muestra de la capacidad de movilización de la OCB y a la vez de la irritación que produce esa actitud provocadora de los Bauzá y Cía. Sin embargo el presidente sigue erre que erre y –seguramente- después de las fiestas de primavera va a intentar aprobar en el Parlamento la reforma legal que degrada el catalán de requisito a mérito para entrar en la administración. Aunque como no se convocarán oposiciones poco efecto práctico va a tener. No obstante lo que encrespa es esa obcecación enfermiza contra el catalán. Es sin duda una cortina de humo para intentar que se note lo menos posible la infinita incapacidad de Bauzá en la dirección de la administración autonómica, que le viene más que grande: es como poner a uno que recién ha obtenido el titulín para llevar barca al puente de mando de un portaviones. En parte sí, es eso. Pero también es una idea fija del presidente y de su reducido círculo de hierro. Odian todo lo que sea catalán. Así de simple. Les sobra. Pero se equivocan. Mucho. No saben hasta qué punto. Y como todos los que les han precedido en el empeño, fracasarán. Por supuesto.

14

03 2012

IB3, el PP y la oposición

Los grupos parlamentarios del PSOE y del PSM han protestado la farsa de la nominación del nuevo director general del PP audiovisual levantándose de sus escaños y dejando sola en el hemiciclo a la bancada conservadora. Los diputados del PSM, además, llevaban unos carteles alusivos al control político que ejerce en su televisión el PP. Incluso la diputada Fina Santiago, del grupo nacionalista (subgrupo IniciativaVerde), exigía que el Govern no convierta a IB3 en “Intereconomía balear”.
Tienen razón los grupos opositores al criticar al Govern por el maltrato que está infringiendo a la radio y televisión balear. La tele, más que conocido es, está sujeta al deseo del Govern tanto como que su conseller de Presidencia ha sido el ¡director general! durante seis meses. Una sinvergüencería política sin parangón en el mundo democrático. Y cuando éste acaba su impudoroso mandato, ponen en su lugar ¡a un exsenador del PP! Toma ya independencia, pluralidad y etcétera. Y no es solamente eso. La política de degüello económico que lleva a cabo José Ramón Bauzá ha dejado el ente con apenas treinta millones de presupuesto al año, con lo cual el cierre de un programa tras otro –y el paro aumentando y aumentando- es el resultado inexorable, amén, claro está, de una bajada de la audiencia tras el remonte de los meses anteriores –ahora vuelve a estar en el triste 5% o por ahí-.
Con este panorama, la oposición de izquierda se queda corta al criticar al Govern por cómo maltrata a IB3. Aunque quizá debería fijarse más en lo que no hace con el ente: como por ejemplo estar preparando su privatización. En fin, que tras el cierre de Ràdio i Televisió de Mallorca el sino de IB3 está escrito.

Etiquetas: , , ,

06

03 2012

Rajoy, ETA y la ultraderecha

Está la ultraderecha nerviosa. Nunca vio con buenos ojos a Alberto Ruiz Gallardón, y que Mariano Rajoy le nombrase ministro de Justicia le escamó. Tampoco el moderado ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, es de su agrado, por su moderación y seguramente también por ser catalán, lo cual es por definición algo sospecho en el mesetario ultramontanismo cañí.
No han tardado los ultras en reaccionar. Tres meses después de formado el gobierno ya ven conspiraciones, pactos secretos con los etarras, acuerdos subterráneos con el PSOE y demás consabidas traiciones. Rápidamente las falanges mediáticas de los defensores de la Unidad de Destino en lo Universal han ido tomando posiciones con el objetivo de intentar abortar cualquier atisbo de progresión en el final de ETA. Uno de los gurús de los ultras, Jaime Mayor Oreja, quien por cierto declara que “por qué yo tendría que condenar el franquismo” –diga que sí don Santiago y Cierre España- lo ha dejado muy claro: “no estamos ante el final de ETA”. Esta es la consigna. Ergo Rajoy va camino de sumarse los traidores de lesa Patria.
Pero digan lo que digan los ultraderechistas, es evidente que afortunadamente el presidente del gobierno ha optado por –no había otro camino, claro está- la moderación, el sentido común, la lógica y la democracia.
Todo conflicto armado –sea cuál sea su intensidad- siempre tiene en el momento de su superación el coste terrible de ver a desalmados caminando tranquilamente por las calles. Tras la dictadura de Franco, la familia franquista de Jaime Mayor no fue perseguida de ninguna forma. Ni ella ni ninguna otra, valga la precisión. Y fue este tipo de gente el que formó parte de la perversión de Franco que asesinó, persiguió, exilió, robó y encarceló a cientos de miles de españoles. Cuando acabó su asquerosa dictadura, se les hizo una ley de punto final, y así en lugar de estar ante jueces demócratas que les juzgasen y, en los casos condenados, les enviasen a justa prisión, muchos estuvieron en política durante décadas, como Manuel Fraga. Es asqueroso, pero así se hace la paz. Tras la Segunda Guerra Mundial, los alemanes que combatieron el nazismo –que los hubo y no fueron pocos- tuvieron que ver con infinito asco como millones de nazis tenían cargos políticos, empresas y, en fin, hacían vida perfectamente normal, como si no fueran ratas. Fue el precio de la paz alemana.
Y así podría seguir hasta el cansancio. En todos los conflictos pasa igual. Y con el conflicto provocado por ETA pasará de la misma manera. Lo sabe bien Rajoy que está administrando con sentido común la lógica democrática en este final de la lacra terrorista. Por mucho que le pese a la ultraderecha así es y será.

Etiquetas: , , , ,

01

03 2012