Pedradas contra Bauzá

José Ramón Bauzá ha sido objeto últimamente de intentos de agresión, en forma de lanzamiento de objetos contundentes. Uno de los cuales hirió levemente a un escolta presidencial en la cabeza. No son formas de actuar a las que estemos acostumbrados, en Mallorca y en Baleares en general. Para algunos responde a un clima de crispación que ha provocado Bauzá con sus políticas. Para otros, se trata de agresiones de corte fascista.
El presidente Bauzá tiene todo el derecho a hacer las políticas que crea convenientes. Tanto si estaban como si no en el programa electoral del PP para las elecciones autonómicas de mayo de 2011. Su gestión política única y exclusivamente puede juzgarla el pueblo mediante el voto, en 2015 o cuando Bauzá convoque a urnas. En democracia puede que no todo sea votar, pero cualquier demócrata tiene claro que solamente a través del voto se establecen las mayorías que forman gobierno. No hay otra forma. Por tanto, Bauzá tiene el derecho a llevar a cabo la gestión cómo quiera. Y si alguien cree que incumple alguna ley, pues a los juzgados. Y la gente que no esté de acuerdo, a manifestarse, si le place, tantas veces como quiera, que ya lo hace. A lo que no existe derecho alguno en una democracia es a agredir al que no piensa como uno mismo.
Pero también es necesario reseñar que el ejercicio del derecho a gobernar cómo crea más oportuno quien ha ganado las elecciones por mayoría absoluta debería ejercerlo investido también de la mínima prudencia exigible en un presidente. Su actitud arrogante, incluso chulesca en no pocas ocasiones no es la mejor forma de mostrarse en quien ostenta la Presidencia del Govern. En su visita a Felanitx, hace unos meses, con sus formas altivas para con los críticos a su gestión, Bauzá selló un error gravísimo. Que ha repetido. Tiene todo el derecho a visitar tanto pueblos como quiera, faltaría más, pero también es cierto que como presidente tiene la obligación de exacerbar la prudencia para que ningún ciudadano corra riesgo alguno por sus actos. El derecho él lo tiene claro. De la obligación no estoy nada seguro.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

20

05 2012

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. 1

    Totalmente de acuerdo con lo que dices, pero sabiendo que las políticas sociales y económicas que está llevando a cabo el President, no son del agrado de todos los ciudadanos, no entiendo a qué viene tanto paseo por los pueblos de la isla,el sentido común me dice que sería incluso menos costoso para las arcas públicas que fuesen las juntas locales quienes visiten a Bauzá en Palma, por lo menos nos ahorramos los sobrecostes de todo el ejército de guardaespaldas y policías.Está claro que el actual PP es provocador y prepotente, y busca el víctimismo. Es como aquel que tras ser acusado de algo, es declarado inocente y se dedica luego a pasearse y mofarse por delante de quién le denunció.