El PSOE, su PS7 y Podemos

El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, maliciosamente llamado PS7 –ya saben: Cristiano Ronaldo, CR7- empieza a desplegar una generosa muestra de su incapacidad política y la poca entidad que tiene. Su sustituta, la futura líder, Susana Díaz, no deja de demostrar en público que ella manda y él es incapaz de rectificar a quienes lo ven simplemente como el interino.

Mal lo tenía el PSOE antes de él y todo indica que peor lo va a tener con él. Por supuesto todo es posible, incluso que remonte el Partido Socialista. Pero para que esto fuera así mucho tendría que cambiar la realidad que muestran los análisis demoscópicos. Porque la tendencia que dejan en evidencia –tanto los que se publican como los que se conocen sin ser publicados- es que los socialistas siguen de capa caída y que no se ve nada en el horizonte que impida el proceso de intensificación de la degradación de su intención de voto. A favor de, primero, Podemos y, después, de la abstención.

La verdadera líder socialistas, Díez, ha lanzado la consigna de que el nuevo partido izquierdista es igual a más derecha, y pone como ejemplo Grecia, donde el hundimiento del Partido Socialista de allí, el PASOK, no ha sido compensando por el ascenso de Syriza, el nuevo partido izquierdista en el que se mira Podemos. Como no cabe suponer que sea tonta, solamente puede deducirse de sus estupideces que los socialistas están muy nerviosos, asustados y no saben cómo enfrentarse al fenómeno liderado por Pablo Iglesisas.

Y tienen razón en asustarse, porque a menos que, como se ha dicho, cambie radicalmente la realidad que están mostrando las encuestas, la torta que se pueden pegar en las elecciones de 2015 puede hacer historia y dejar en poco la que se dieron en 2011. Y también tiene razón Díaz al decir que su hundimiento es más derecha. Pero es que su victoria ya sabemos que también lo es. De eso se trata precisamente. De que a los votantes de Podemos no les interesa el sino de una parte de la derechista PPSOE. Esto es lo que no entienden los nuevos oficialistas del PSOE. Que ellos siguen siendo los dignos sucesores de los Rubalcaba, Zapatero y etcétera. Los que han pactado en los despachos mantener la monarquía sin referéndum, impedir el voto democrático en Cataluña y, sobre todo, no amenazar de ninguna manera los enormes privilegios de la falange financiera de la casta de la que forman parte. Y encima pretenden que se han renovado. Igual es que llaman renovación a poner a PS7 en las fotos en lugar de los feos anteriores.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

06

08 2014

La publicación de comentarios está cerrada.