La recepción, el rey, la corona y el futuro

A raíz de la fiesta de Borbón y su familia en Palma se han alzado voces críticas contra la corona, e incluso dos partidos, Podemos y Més, declinaron asistir al evento por razón ideológica. Porque no están de acuerdo con esta monarquía. Enfrente, los felipistas ponen a parir a los críticos: que si son unos maleducados, que si esto no se hace a un rey y tal y cual.
En una democracia nadie está al margen de la crítica. Ni el rey, por supuesto. Borbón no es un político electo pero hace política, vaya si la hace, por ejemplo atacando el derecho democrático a querer romper España. Claro que hace lo que debe hacer. Pero que no vengan luego con que no hace política. La hace, faltaría más: es su trabajo. Por la misma razón, la profesional, se le puede y se le debe criticar. Que es lo que han hecho, mismamente, los críticos que declinaron la invitación a su fiesta.
Por mucho que se empeñen los que quieren desmerecer la actitud de los que no aceptaron pasar por el besamanos, el hecho tiene una relevancia política evidente: dos partidos que tienen 19 de los 50 diputados electos del Parlamento balear no quisieron participar en el acto político y propagandístico referido. Esto es una fuerza a tener en cuenta. La corona no tiene enfrente a los descamisados que gritaban el otro día contra la monarquía sino a un movimiento político de fondo que está creciendo.
En la próxima legislatura del Congreso de los Diputados con toda probabilidad sólo PP y Ciudadanos estarán por la labor de seguir haciendo de lamedores de la monarquía. El resto de formaciones serán como poco críticas hacia el Borbón coronado y, como mucho, claramente republicanas. Ya ni siquiera en el PSOE hay comodidad con la cuestión, aunque se mantenga la impostura del apoyo cerrado a la corona.
Por mucha propaganda y marketing que pongan los sondeos cortesanos -sin duda de mayor calidad que los de tiempos del Campechano-, la institución tiene un serio problema. Y mientras que su titular no quiere someterse a la democrática validación mediante referéndum seguirá teniéndolo. Porque al contrario que las monarquías británica, noruega, danesa, sueca… la española tiene un origen muy reciente (1947), un inventor que fue un dictador todavía recordado y odiado (Francisco Franco) y un primer titular (Juan Carlos) que aceptó coronarse rompiendo así la legítima sucesión dinástica cuyos derechos tenía Juan de Borbón, quien calificó de “ilegal” la nueva monarquía española. Y de nada sirve a estos efectos la renuncia de Juan en 1977 porque ya existía la otra corona, la inventada por Franco. Que es la que se puso Juan Carlos y es la misma que lleva Felipe. Si éste no rectifica esto, nunca tendrá el apoyo que a los cortesanos les gustaría que tuviera.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

07

08 2015

12 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. marta #
    1

    ..

  2. Jaume #
    2

    La corona, Campechano, el invento de 1947… todo eso ya fue sometido a referéndum cuando se votó la Constitución, formando parte muy expresa y fundamental de ella. Yo tampoco soy monárquico, pero no creo que haya que volver a chutar el penalti hasta que el resultado salga a mi gusto. Prefiero un rey constitucional (y mallorquín por elección propia) que el griterío iletrado de quienes hablan de una inexistente corona catalanoaragonesa, y viven para desmallorquinizar y desespañolizar Mallorca.

  3. Paco #
    3

    Creo que el propio artículo descalifica al autor y desvela sus tendencias políticas. Por eso no merece la pena comentarlo

  4. Ignacio #
    4

    Creo que al autor le vendrían bien unas cuantas lecciones de historia de España. Durante decenas de siglos en España o la península ha habido siempre monarquías salvo una docena de años de república.
    Son más antiguas o igual que las que pone de ejemplo. Su artículo es tendencioso y quizá convenza a alguno que haya estudiado con la LOSE

  5. Marta #
    5

    No me considero monárquica pero reconozco que el autor se ha pasado cuatro pueblos y medio. Resentimiento, odio y rencor es lo que rezuma su artículo

  6. Marta #
    6

    Miguel Payeras. por la foto no parece muy inteligente, aunque por un retrato no se puede valorar a no ser que sea uno de Goya. Pero desde luego su ….parrafada no ha tenido ni un pelo de inteligencia. Yo no se si cobra por escribir estas cosas pero si fuera así, qué pena de dinero

  7. Eulalia #
    7

    El Sr. Payeras confunde democracia con educación. Si a mi el jefe del Estado me invita a un acto, por educación voy porque no me represento a mi mismo sino a parte de la sociedad balear y cobro dietas por hacerlo.

  8. Xicu #
    8

    Payeras aspira a ser un comisario político dependiente de la generalidad de cataluña y bien pagado por ésta. Si por él fuera, las Baleares ya serían la quinta provincia del Pais Catalán independiente de España. Aún sabiendo que iban a pasar más hambre que en Cuba. AHH, pero los líderes no, que tienen los privilegios y el espetra ser recompensado por esta labor de zapa que está haciendo

  9. Xicu #
    9

    Payeras aspira a ser un comisario político dependiente de la generalidad de cataluña y bien pagado por ésta. Si por él fuera, las Baleares ya serían la quinta provincia del Pais Catalán independiente de España. Aún sabiendo que iban a pasar más hambre que en Cuba. AHH, pero los líderes no, que tienen los privilegios y el espera ser recompensado por esta labor de zapa que está haciendo

  10. LLuis #
    10

    Yo dejé de leer este periódico desde que colabora este personaje

  11. José Carral #
    11

    El Rey para mi es una persona a la cual respeto y le tengo una gran admiración por sus cualidades, pero comprendo que someterse a una votación democrática seria ideal para este país, de esa forma se demostraría la realidad, que España es democrática. Estoy totalmente convencido que la mayoría de los españoles votaran si al Rey incluyendo a muchos militantes de la izquierda.

  12. Joanot #
    12

    Ya lo han dicho en comentarios anteriores. Contenido lamentable. Solo apto para la chusma incendiaria con ganas linchamiento