El islamismo y nosotros

Tras los atentados de Bruselas, de nuevo surgen las opiniones de siempre. Las que se oyeron luego de lo mismo perpetrado en Nueva York, Londres, Madrid, París… Que no todos los musulmanes son terroristas – ¿quién ha dicho alguna vez semejante estupidez?-, que si hay que integrar, que si todas las religiones son buenas, que si…

Por supuesto que tener una creencia extraterrenal, sea cuál sea, no presupone nada. Ahora bien, hay que precisar que si una persona vive en Europa y cree que sus ideas sobre el más allá deben ordenar su vida terrenal, siempre y bajo todas las circunstancias es una decisión suya, personal, íntima e intransferible. De ninguna manera puede aspirar a que el conjunto social lo acepte. Es más, ni siquiera se le debe respetar. Alerta: al individuo sí, se le respeta en sus derechos. No a esas sus ideas que son nocivas. Hay que combatirlas. No estamos ante un conflicto, por tanto, de religiones. Allá cada cual con la suya. Sino de concepción de la vida y por ende de derechos humanos. Aquí en Europa separamos entre Estado y creencias extraterrenales, por tanto blindamos la libertad individual –y con ella la de expresión- como esencial de todas las personas por igual, al margen de su sexo, creencias y origen. Quien no acepte este principio debe ser considerado como lo que es: sea un comunista, un fascista o un integrista religioso sarraceno. Tiene derecho a serlo, cuidado, pero el Estado tiene la obligación de velar porque no afecte su creencia a la libertad de los demás ciudadanos.

Y en relación a esta preeminencia del Estado –en el sentido de la estructuración democrática- sobre la concepción religiosa del individuo no estaría de más que las organizaciones islamistas de Europa occidental, incluidas las españolas, proclamaran expresa, solemne y públicamente la aceptación de ese principio. Se desvanecerían muchos malentendidos.

Algunos políticos, como el alcalde de Zaragoza, dicen que los atentados son la respuesta a (sic) “nuestra” violencia. Es verdad que la grandeza de la democracia radica en que incluso un tonto de capirote como éste llegue a alcalde, pero no se puede dejar pasar su idiotez. No somos culpables. Sí es cierto que nuestros gobiernos han cometido errores terribles que han alentado el yihadismo –como las ridículas “primaveras árabes”, todas abortadas por los mismos servicios que las impulsaron- pero de ahí a asegurar lo que dice el zaragozano no hay un trecho, hay un océano.

Otros políticos, como un diputado de Compromís, alertan sobre que alguien pueda creer que nuestra civilización es superior a la musulmana, y lo critica. De nuevo estamos ante uno de esos que por ser correctos políticamente no tienen empacho alguno en decir esas sandeces. Claro que nuestra civilización es superior a la sarracena. ¿Alguien lo duda? Separamos entre Estado y religión, consideramos iguales a las personas, nos hemos dotado de derechos democráticos y hemos derrotado a nuestro particular integrismo religioso, el católico y cristiano en general. ¿Cómo no va a ser nuestra civilización superior?

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

24

03 2016

5 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. La verdad #
    1

    mirad lo que pasa en Suecia y los medios de comunicación europeos lo callan este es un video desde Australia—https://vimeo.com/159671084–
    Este es solo uno de miles de vídeos CENSURADOS en Europa,no sabemos no la mitad de lo que pasa,solo muestran lo que les pasa a los refugiados cuando les interesa a los países pero la verdad nunca nos llega.pronto habrá un cataclismo a nivel Europe. esta entrando una cultura la musulmana que no tiene cabía en este mundo civilizado.

  2. Esec #
    2

    El primer problema, como dijo el ministro británico ante su Parlamento, para justificar los bombardeos sobre el cavernícola IS, ahora llamado Daesh, es que “nos enfrentamos a verdaderos fascistas, que se creen superiores moralmente a nosotros e intentan imponernos su forma de vivir. A los fascistas agresivos sólo hay una forma de combatirlos: ir a buscarlos y silenciarlos”. En España seguimos sin mirar el problema de frente, mientras en Francia ya lo han entendido. El segundo, enorme, problema es el total desconocimiento de los politicos españoles sobre lo que es, cómo vive y cómo piensa una sociedad islámica. Ninguno de ellos da muestras de conocer nada de lo que estan hablando. Y menos aún han leído algo del libro fundamental que rige la mentalidad (antidemocrática) de la mayoria de islámicos. He oído a varios decir que la democracia es una herejía, porque Dios no nos ha creado iguales. Tambien el cristianismo es una herejía a combatir, porque sigue al “profeta” equivocado, a un precursor del “auténtico” que vino siglos despues.: el suyo. El tercer, gravísimo, problema es que su religion, que es muy absorbente, parece incapaz de evolucionar desde hace 14 siglos en que nació: no tiene una dirección central –un Papa- que imparta una doctrina única, con la que avanzar o contra la que haya que acometer cambios, por tanto, cualquier “hombre santo” –quien viva con arreglo al libro sagrado- puede ser “papa”. Existen muchos y otros muchos son gente de pensamiento único y monolítico, sin vision de entorno y semianalfabetos. Imparten su doctrina y crean seguidores radicales que amenazan a los que no son ni viven como ellos. Tienen dos formas de convencerles: hablando y razonando hasta lograr su conversión, o bien, como herejes a los que hay que reducir, por la fuerza (esa es la yijad). Incluso los islámicos de mente abierta son amenazados y sometidos por los radicales. Y es justo lo que tenemos ahora en Europa: europeos radicales que intentan cambiar la base de la convivencia de todos los demás; es decir, todo lo que hemos avanzado. Son numerosos los casos de países partidos por la incapacidad de ésta gente para convivir con quien no tiene sus creencias (El Pakistan, es el ejemplo más notable de una región segregada de la India, por ésta causa, pero incluso dentro de China, los 12 millones de uigures que practican ésta religión, crean problemas de separatismos al resto de los 1.400 millones de chinos porque quieren que todo se islamice). Aquí, el buenismo analfabeto de nuestros políticos está jugando con fuego.

  3. Mayans #
    3

    Algunas veces he leído “sus artículos” y he llegado a la conclusión de que Vd. no es capaz de diferenciar lo que es el Islam de lo que es el “islamismo”. Además, dudo de que sea capaz de aceptar que el Sr. Alcalde de Zaragoza está en su perfecto derecho de expresar libremente sus opiniones y no creo que Vd. no debería de faltarle al respeto, sí, faltarle al respeto, diciendo que es “un tonto de capirote” ni tratarle de estúpido. Repito que Vd. debería informarse mejor y no decir tonterías como eso de que “las ridículas primaveras árabes han sido todas abortadas” porque, Vd. que es tan avispado, tan bien informado, debería saber que, precisamente un pequeño País como es Túnez, ha conseguido, eso si, con mucho esfuerzo, redactar una nueva Constitución y tener un gobierno elegido por el pueblo, lo que seguramente a Vd. le disgusta. Sr. Payeras, me ha demostrado desconocer la historia de esos países del Norte de África que, todavía hoy, están pagando las consecuencias de muchos años de COLONIZACIÓN EUROPEA, los abusos que países como Francia, Inglaterra, Alemania (caso de Namibia), Italia y también España han cometido durante los años que los “administraron” (SAQUEARON). Hay que ser muy estúpido para no ver que esa política de querer imponer nuestra forma de vida, nuestras costumbres, nuestras leyes, en fin, “nuestro sistema”, no hecho sino que crear problemas que esos países no tenían y no me venga con el cuento de que nuestra responsabilidad es nula. Le pondré un caso, y no será precisamente el de Irak, me refiero a Libia, país

  4. Mayans #
    4

    sigo: país que al finalizar la 2ª Guerra Mundial que supuso la salida de las tropas italianas, ese país fue OCUPADO por Inglaterra que, entre otras cosas, impuso un rey que no les crearía ningún problema y les permitiría llevarse el petróleo y muchos restos arqueológicos, entre otras cosas. Pues bien, el Coronel Muammar el-Gahdafi provocó un golpe de estado incruento y fue durante su mandato cuando Libia llegó a ser el país con la renta per cápita más alta de África, que sus habitantes no sabían lo que era el desempleo, que recibió cientos de miles de trabajadores de países como Mali, Niger, Marruecos, Túnez, etc. y que, precisamente un personaje de nombre Nicolás Sarkozy, que ocupó la Presidencia de Francia, ORDENÓ su asesinato, sí, el Sr. Sarkozy fue quien dio esa maldita orden y desde entonces, al desaparecer el sistema político administrativo reinante, fue cuando aparecieron grupos de asesinos y gentes manejadas políticamente desde ese “culto Occidente” que de lo único que se ha preocupado ha sido de SAQUEAR sus riquezas naturales (me refiero a los hidrocarburos). Creo que el aceptar nuestra responsabilidad y por ende, nuestra culpa, no se puede tachar a nadie que piense de forma distinta a Vd., de todo eso que ha dicho sobre el Alcalde de Zaragoza.
    ¿De veras cree Vd. que en España separamos lo que es “Estado” de “religión”? porque, precisamente en estas fechas, nos están inundando con “noticias” sobre procesiones y otras manifestaciones “religiosas” de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, sí, de esa que en la Constitución de 1.812 calificaron de “la única verdadera”, ¡Asombroso!.
    Ya termino, pero quiero decirle que haga el favor de no insultar a nadie.

  5. manumenorca #
    5

    … Estoy básicamente de acuerdo. Constatamos que muchos de los inmigrantes musulmanes que se integran, lo hacen para vivir una vida mejor, porque Europa es uno de los mejores sitios para vivir de todo el planeta. Eso significa que se liberan de la presión de sus dogmas, relajan la práctica religiosa, permiten a sus hijas desarrollarse como personas, abrazan el modo de vida occidental. Eso es inaceptable para los integristas, que pueden tener un plan para mutar el continente a base de un aumento demográfico a equis años vista, pero mientras tanto no soportan que sus congéneres se perviertan. De ahí que ejercen presión con los atentados, para despertar y azuzar la ultraderecha racista en contra de su gente, y ésta vuelva al ghetto identitario, al núcleo comunitario, al redil… La mejor manera de luchar contra el fanatismo pues, es con educación e información. Integrar aún más a estas comunidades, persiguiendo eso sí a los que dan cobijo a las manzanas podridas y rehusan condenar los atentados, que los hay. Trabajar más en los colegios, en las cárceles, marcar de cerca a los imanes, infiltrarse en los foros yihadistas, mano dura sí, pero abriendo la mano a los que de corazón vienen a vivir una nueva vida alejada de la religión y la opresión. Ilustración y ateísmo, educación en sociedad. La persona primero.