El Compiyogui, la Consorte y la Corona

 

Los periodistas cortesanos, casi todos, se han hartado de propagar la bondad de la monarquía de Felipe. Desde que éste recogió la corona que Francisco Franco Caudillo de España por la Gracia de Dios se inventó para poner sobre la cabeza de su padre no han cesado las comparaciones implícitas de su reinado con el de su antecesor, siempre, claro está, extrayendo fácticas conclusiones positivas. Es que no nos lo merecemos de lo bueno que es y ultra bien preparado que está. Y bien casado, sobre todo. La consorte es de lo que no hay, plebeya, normal, del pueblo. Vamos que a poco que te descuides vota Podemos.

Para los fans de esta monarquía inventada por Franco, pues Juan Carlos aceptó ésta rompiendo con la tradicional de su padre en 1969 y 1975, y a estos efectos nada cambia el hecho de que el moribundo viejo rey sin corona al final aceptase su trágico destino y renunciara a ella, no estaría de más que leyeran –en estos días de libros que van de San Jorge a la feria de los ídem- la magnífica obra de Rebeca Quintans “Juan Carlos I, la biografía sin silencios”, que, como es normal en esta democracia borbónica, no es fácil de encontrar pues se le intenta hacer el vacío absoluto, a ver si así poca gente la lee y no se entera de cómo es en verdad el ex jefe del Estado español. Afortunadamente existe internet para soslayar la censura inexistente –aunque como pasa con las meigas…- y hacerse con la imprescindible obra.

Un libro,por cierto, en el que también se nos presenta sin aditamentos, maquillajes ni operaciones de cirugía estética a la consorte actual y a su marido. Un matrimonio que va a superar por mucho al de Juan Carlos y Sofía, en todos los ámbitos.

Una lectura, la de esta biografía, que en estos días es todavía más aconsejable en relación a la consorte pues quizá ustedes hayan reparado en que el detenido en la Operación Lezo y en libertad bajo fianza de 100.000 euros Javier López Madrid es el muy selecto amigo del actual jefe del Estado y de su esposa, quien fue condenado a seis meses de prisión –no entró en la trena, claro- por el escándalo de las tarjetas black. Como se ve tiene una hoja con acendrados servicios a su Patria, que es la del dinero. Pues bien, este personaje es quien recibió, cuando estalló su implicación en las black, el famoso mensaje de la Leti: “sabemos quién eres, sabes quiénes somos, nos conocemos, nos respetamos, lo demás, ‘merde’, un beso ‘compi yogui (miss you!!!)”. Lo escribió el 14 de octubre de 2014, se hizo público en marzo de 2016 y a día de hoy todavía no ha dimitido de consorte.

En fin, esto es lo que hay. Y va a superar de mucho a lo que hubo, que ya tuvo lo suyo, enorme. Lean el libro referido y lo comprobarán.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

22

04 2017

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Robsp #
    1

    Habrá que leerlo… Quien quiera estar aún más “al loro” que lea el riguroso “El patrimonio de los borbones” de José María Zavala con prólogo de Stanley Payne. Conocerá que la infanta no fue el primer miembro de la familia real investigado… La republica abrió diligencias a Alfonso XIII por la estafa de las carreras de galgos, a través de una sociedad llamada “La liebre mecánica” con implicación de importantes -y conocidas- familias mallorquinas… Lo de que Alfonso XIII se fue de España con una mano delante y otra detrás es otro mito publicitario…