Sa Feixina, el fascismo, su Cruzada y su Victoria

El horroroso mamotreto de Sa Feixina es tan fascista que incluso lo es el apelativo de la plaza que le da nombre. Es curioso que nadie parezca reparar en ello. Es más: en Palma no hay sólo esa plaza sino también una calle igualmente llamada. Curiosamente se salvan de todas las depuraciones de nombres franquistas. Y más claramente fascista es imposible. Porque es incluso filológicamente fascista. En efecto, una ‘feixina’, fajina en castellano, es un conjunto de haces de leña delgada. Lo que en italiano se le llama ‘fascio’, que viene del latín ‘fasces’, y de ahí proviene la palabra fascismo. Así que no fue por casualidad que a la plaza se le llamase de esa forma, ni lo es tampoco que fuera precisamente en ese lugar donde se erigió el monumento ensalzador –talmente lo exigían las bases del concurso para construirlo- del Movimiento Nacional encabezado por Francisco Franco. Y la importancia política de la cosa no acaba ahí. El presidente del concurso para decidir qué proyecto se realizaría fue un almirante que conspiró en El Ferrol –después ‘del Caudillo’- en el 36 contra la democracia. Tampoco es baladí que el dictador, hombre que no era dado a mucho viajar porque tenía miedo de ser objeto de un atentado, se trasladase de su seguro Madrid a Palma en 1947 para inaugurar el monumento a su régimen.

Valgan estos recuerdos para dejar claro que la “contextualización” de 2010 no sirve de nada. Los monumentos no pueden ser exorcizados. No existe ninguna posibilidad de darle un sentido diferente al que tienen cada uno de los centímetros cúbicos de Sa Feixina. Es puro fascismo. En todos, en cada uno de ellos y en la multiplicación simbólica de su conjunto. Es como el Valle de los Caídos. Y no, no es como las pirámides o los monumentos parisinos napoleónicos, que tanto les gusta poner de ejemplo a los estetas como argumento de preservación. La diferencia es que los damnificados por los faraones o Napoleón no existen. Mientras que los damnificados por los orgullosos constructores de Sa Feixina se cuentan por muchos miles. Mismamente: los familiares de los enterrados en la fosa común de Porreras, asesinados –no ejecutados por una ley injusta pero ley, no: asesinados- por los fascistas.

Si alguien de buena voluntad duda del carácter fascista indeleble de Sa Feixina, pregúntese por qué los familiares de los asesinados por el régimen fascista no se cuentan entre los defensores del monumento fascista. ¿Lógico, no? Pues eso.

Sa Feixina, en fin, debería caer. Debería haber caído hace décadas. Destrozada por un bulldozer. Y sanseacabó. Sin embargo la izquierda evanescente que nos gobierna ha preferido dar largas y más largas, liándose ella misma hasta el punto que lo que ya no debería existir acabará en los juzgados y por tanto seguirá en pie, a saber cuánto tiempo más, glorificando su Cruzada y, sobre todo, su Victoria.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

15

07 2017

7 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. dubio #
    1

    Ahora resulta que hasta la leña es franquista y golpista. Leyendo lo que largan determinados sujetos, que no habían nacido cuando en España cortaba la “leña” una II República, modelo donde los haya, comprendo de cada día más que la guerra incivil no terminará nunca. Más odio.

  2. dubio #
    2

    Si te hubieses documentado un poco, solo un poco, no dirías tonterías. El nombre de Sa Feixina, es más antiguo de lo que te crees. Está plenamente documentado en los finales del siglo XIX y antes. Y no precisamente por los motivos que cuentas, sino, precisamente, por el desnivel de su suelo desde el colegio (inaugurado en el 31), hasta el final. Era una manera de salvarlo, y no te explico más.

    Y en cuanto al monumento, tanto me da una cosa como la otra, Sin embargo es un tema que la población no demandaba. Solo los que todavía amanecen en el 36 y siguientes.

  3. Toni des cornalor #
    3

    Molt ben dit Miquel Payeres. La feixina si que tomba.

  4. Es porquer de Son Caliu #
    4

    Es igual, será fascista, franquista o lo que sea, pero forma parte del patrimonio de la ciudad y se tiene que quedar ahí. Que pongan más letreros explicativos, si quieren. Que lo decoren con el arcoiris gay o que pongan una dedicatoria y un retrato del propio Noguera, pero que lo dejen.

  5. Pascual #
    5

    El nombre de sa faxine proviene de cuando allí se depositaban las ramas de arbol(feixine) o feixos para construier la muralla.

  6. CARMEN #
    6

    Creí que el autor estaba bromeando. Contra Franco ahora se vive estupendamente, la izquierda como es sabido es buena buenísima y no ha matado nunca a nadie. Bueno, a Calvo Sotelo, pero ese era mas fascista que Sa Feixina. No te digo la de calles con nombre de asesinos muy de izquierdas, tipo Lenin. El Zar y toda su familia….pero eran también algo fascistas, incluso el niño. La memez histórica es lo que tiene, dicho sea con todo el respeto a las víctimas de ambos bandos.

  7. jorge centurion #
    7

    Un mamotreto tóxico.