Actúa contra el PP y el PI beneficiado

23

03 2018

El nuevo intento de la ultraderecha de hacer cuajar una oferta electoral creíble en Baleares se llama Actúa. Viene de la mano del acreditado radical Jorge Campos, creador del Círculo Balear, la entidad que llegó a movilizar casi 1.500 ultras contra el catalán. La pesquera de votos de la que espera obtener la captura no es ningún secreto. Votantes descontentos del PP.

Es cierto que existe ese grupo de votantes conservadores que por un motivo o por otro, o sobre todo por la actitud de M Punto Rajoy hacia el proceso separatista catalán -un prodigio de mucho hacer para parecer que se hace algo aunque se acabe por no hacer casi nada-, podría huir buscando otro cobijo electoral. Da la sensación, sin embargo, que Ciudadanos acabará por ser el destino final de la inmensa mayoría de los ex votantes del PP ¿Quedan expectativas, pues, para el partido ultra?

La verdad es que más bien no. Su expectativa de voto máximo está muy por debajo de 5% que se necesita para obtener representación. En las últimas elecciones autonómicas, las de 2015, por la circunscripción de Mallorca ese 5% valió unos 16.000 sufragios. No será muy diferente el año que viene. Como poco el coste es de unos 15.000 y sobre los 18.000 como tope máximo. Unas cifras que están fuera del alcance, por mucho, de lo que pudiera restar Actúa al PP.

Pero el partido ultra puede tener una gran utilidad. En efecto, sus votos, sean cuántos sean, no bastarán para tener un diputado, ni por remota aproximación, pero sin duda se sumarán a los que Ciudadanos reste al PP, con lo cual el debilitamiento del partido conservador será todavía mayor. Esta va a ser la gran aportación que hará Actúa al panorama político balear. Ayudará a hundir más al PP.

Es irónico que el partido más favorecido por la aportación de Actúa sea el PI, que al decir de los ultras es catalanista. Los regionalistas tendrán la llave para formar gobierno, esto ya se sabe, pero su posición negociadora será tanto mejor cuanto más débil sea la de los dos grandes. El PSOE, partiendo de 14 escaños, poco variará. El PP, con 20 hace 3 años, bien podría recibir una severa merma por parte de Ciudadanos y si Actúa le da la puntilla la posición negociadora del PI será muchísimo más fuerte.

Y ya sería de ironía cruel que el gran éxito de la ultraderecuha fuera fortalecer un PI que acabe -como todo el mundo da por supuesto que pasará- dando la presidencia a Francina Armengol por segunda vez para que pueda formar otro Govern con aportación soberanista, separatista y pancatalanista.

Vamos, de una brillantez estratégica sólo al alcance de grandes estadistas.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

La publicación de comentarios está cerrada.