El alcalde Oliver, el tenista y hotelero Nadal, la famosa carta y el «tenir bo» como esencia de la mallorquinidad

08

12 2019

El rico empresario hotelero, amén de tenista, Rafael Nadal, ha hecho escribir una carta pública que él firma dirigida al alcalde de la localidad que le vio nacer, Manacor, Miquel Oliver, en la que confirma que ha obtenido trato de favor del Parlamento balear y, a la vez, argumenta que tal deferencia hacia su augusta persona por parte de los políticos regionales es del todo legal y democrática. De lo que sea legal nadie, que se conozca, ha dudado jamás. De hecho fue el trato de favor el que convirtió en legal el objeto de polémica. Y respecto a lo democrático, bueno: ni Nadal ni sus escribidores son doctores en Politología así que no cabe ser crueles con su ignorancia al respecto de lo que es la democracia. 

Yendo a la cuestión básica, si se arguye – tal y como hacía Oliver- que el Parlamento regional dio trato de favor al susodicho empresario es porque se le concedió lo que a un ciudadano cualquiera de ningún modo se le daría. ¿O acaso conoce alguien un caso igual o semejante tratándose de un ciudadano cualquiera? Claro que hubo trato de favor. Y de hecho fueron dos, pues la Cámara en dos ocasiones ha favorecido sus intereses particulares. Todo lo demás que se dice en la famosa carta pública son las vacuidades típicas de quien necesita justificar no se sabe qué, pues que su empresa de referencia dé trabajo a equis personas no tiene la menor relación con el trato de favor que se le ha otorgado, que él lleve su “manacoridad” -sea lo que sea tal cosa – por el mundo pegando a una pelota con una raqueta no supone ningún misterioso vínculo con el fondo de la cuestión, que sus intereses particulares hayan sido favorecidos está al margen de que haya erigido su hotel y resto de negocio en Manacor y no “en cualquier otra parte del mundo” o, en fin, que su filantropía esté por encima de la del resto de hoteleros tampoco atañe a nada a la cuestión esencial.

Pocas veces una carta pública desdice el objetivo que aparenta perseguir. La firmada por Nadal lo consigue con meridiana y absoluta rotundidad. En efecto, los escribientes de la cosa debieron recibir el encargo por parte del empresario de “demostrar” que no ha habido trato de favor y ellos, unos linces de la redacción, confirman que lo dicho por el alcalde Miquel Oliver es exactamente cierto: que hubo trato de favor del Parlamento que convirtió en posible lo que de otro modo hubiera sido ilegal e imposible de llevar a cabo y que a efectos del pago de tasas – la parte enternecedoramente ridícula de la historia – se evidencia que se han satisfecho tal y como dijo el regidor -que sí, pero luego de habérsele pedido que lo hiciera – con todo lo cual confirman que Oliver tenía razón, sobre todo al poner de relieve lo que, por otro lado, todos sabemos. Que los que se dedican a la hostelería, como Nadal, tienen en esta tierra un trato de favor permanente por parte de los políticos -incluido el partido al que pertenece Oliver, por cierto – y que él lo ha tenido amén de por su condición empresarial por los contactos derivados de su éxito tenístico. 

Bien, todo esto ya lo sabíamos todos. Entonces ¿qué nos quería decir Nadal con su carta pública si lo del trato de favor es una perogrullada, lo de los tasas es tan ridículo que da vergüenza ajena y lo de su“manacoridad” parece como cosa propia de los territorios de la religión y en cualquiera caso es algo ajeno a los no manacorenses? Pues no hay respuesta. No se sabe cuál es el objetivo de la misiva. ¿Tal vez es una manera de dejar claro a todos que al ser rico y hotelero – con perdón por la redundancia – amén de dedicarse a la raqueta tiene contactos de altísimo nivel que nos son negados por razón de clase al resto de mortales, tanto que el Parlamento balear legisla como él quiere? Pues quizás podría ser éste el sentido último de la carta.Al menos no cabe duda de que es la única información relevanbte que da la misiva.

Eso de lo que tanto se enorgullece el hotelero Nadal se llama, en sociología indígena mallorquina, “tenir bo”. Que podríamos traducir por “tener contactos” aunque en castellano no se acaba de captar del todo la sibilina profunda penetración en el poder que define la expresión indígena. Pero en fin, casi todos entendemos de qué se trata y, a la vista de las respuestas en redes sociales y resto de comentarios al respecto de la polémica, es una obviedad que todos lo aceptamos como algo intrínseco a ser rico y poderoso, no nos parece en absoluto pernicioso para el conjunto social sino más bien parte de la idiosincracia común de la que hay que sentir orgullo: esencia de la mallorquinidad, en fin.Y no, aunque pensemos que por todo es igual no es así. De hecho muchas gentes de otros lares patrios cuando aterrizan aquí se sorprenden de esta interiorizada sumisión al escalonamiento social, con todo lo que conlleva – sobre todo ese antidiluviano y antidemocrático “tenir bo” -, como si hubiera sido éste forjado por designio divino. Pero es que así somos: el empresario Nadal,sus colegas hoteleros, los demás ricos y el resto de nosotros, qué le vamos a hacer.

Acerca del autor

Miquel Payeras

Otras entradas por

Sitio web del autor

14 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Robsp. #
    1

    Más claro, agua. Quizás alguien del PP debería leérselo y concluir (experiencia tienen) que en estos casos lo mejor es callar y que el tiempo vuelva a enterrar este tema, como tantos otros…

  2. Tòfol R #
    2

    Por fin un artículo sensato y meditado y ajustado a la verdad. La Academia está en Manacor y no en otra ciudad porque así lo quiso Rafael Nadal lo cual le honra pero también es cierto que hubo urbanismo a la carta y está claro que influyó la personalidad del promotor en las autorizaciones y cambios de uso. Y no es menos cierto que en Madrid, por ejemplo, y más con el PP en el poder municipal y autonómico es posible que hasta le hubieran regalado el terreno.

  3. Joan #
    3

    No estoy ni a favor de uno ni en contra del otro, sea el alcalde, sea el hotelero, Sea Rafa, sea Miquel. Ambos son ciudadanos de la misma ciudad y pienso que, a esas alturas, ya ni se debería tocar ese tema, ya que la gran mayoría de los que aprobaron la construcción del hotel/academia/centro deportivo, ya no están en el poder ni ninguno de ellos va a pagar nada por el posible error o negligencia y me pregunto que gana el alcalde con remover esta noticia una y otra vez.
    Me preocupa mucho más el que en nuestra ciudad haya personas mayores sin recursos suficientes para vivir, tener un cuidador, ir a una residencia o poder dormir tranquilos en sus casas sin miedo a que les roben por estar solos. Me preocupan otras muchas cosas y preferiría leer que alguna se ha solucionado en vez de cada día ver que uno u otro partido sigue añadiendo mierda al asunto en lugar de buscar soluciones a otras cosas mucho mas urgentes para la ciudad. o que el hotelero se olvide de ONG que ayuda a otras personas de fuera de Manacor y se olvida de los necesitados aquí, que los hay, y muchos.

  4. llesques #
    4

    Y digo yo, por qué el alcalde ha removido este tema? Al fin y al cabo, urbanismo a la carta pero, acaso no le han comprado un «sindicat de Felanitx» a Miquel Barceló? Acaso nuestro gran ciclista Porrerenc Llaneras no fue contratado a dedo y percibe un sueldo anual superior a los 50.000.- €, entonces? Por qué se meten con uno y con los otros no?

  5. ¿Hotelero? #
    5

    Manacor era una ciudad que, fuera de Mallorca, nadie conocía. Es Rafa Nadal quien la ha puesto en el mapa internacional (lo que ahora refuerza con una academia internacional de tenis). Lo de La residencia para alumnos y familias o amigos de éstos, (que no hotel), anexa “in situ” a la academia –algo por demás bastante normal en centros de éste tipo, y en Mallorca hay varios ejemplos, incluido el centro Calanova del Govern-, era una cuestión a resolver que quizá se hizo convirtiendo en legal algo en principio ilegal. ¿Justifica eso el trato de favor a un personaje destacado de nuestra sociedad? Claro qure no. Pero quizá sea, como dice Payeras, producto de «nuestra peculiar idosincrasia». Aunque quizá alguien decidió que los beneficios para Manacor eran mayores que la supuesta transgresión y por eso cambió las reglas. Lo único claro es la deficiente planificación que excluye singularidades excepcionales que puedan beneficiar a una localidad. Claro que esto último es, en ésta tierra, muy peligroso, porque es lo que siempre se ha esgrimido para transgredir sin que se diera ningún beneficio común. Pero Rafa Nadal es quien es y además beneficia a su ciudad

  6. macario #
    6

    hay otros sitios declarados BIC, como por ejemplo la discoteca DRAA, «LAS RUINAS DEL AÑO 2000» actualmente en ruina literalmente hablando, se hizo con los votos del PSM, antecesores de MES-ERC, para una familia de ascendencia republicana, convendria sr. MIQUEL PAYERAS, se informase antes de todos los lugares que han sido declarados BIC, antes de criticar a rafael.

  7. Toni #
    7

    Los logros tenísticos de Nadal no le deberían permitir saltarse la ley (esa ley que los demás deben cumplir) a la torera, por muchos contactos que tenga. Que es bueno para la economía porque así da trabajo? Pues siguiendo este razonamiento, habría que legalizar cualquier otra petición de cualquier otra persona que quiera construir donde no se puede, porque igualmente daría trabajo (la propia construcción) y crearía un beneficio adicional (nueva vivienda propia o para alquilar, local para montar un negocio…). TODOS deberíamos sentir VERGÜENZA de Nadal y su familia.

  8. toni joan #
    8

    He leído con atención el artículo del señor Payeras y los comentarios sobre el mismo y el de Tòfol R es de lo más acertado de todo lo que he visto.

    Pero dejando a un lado el vodevil Rafa&Oliver, el articulista se queda corto con lo de «tenir bo» o «muchos conocidos bien colocados» y otras prevendas similares que pueden resumirse en el conocido chascarrillo «saber a quina porta cal tocar», como consejo de la abuela.
    Que va!…, «lo nostro», como dice nuestro amigo farmaceútico, es de mucha más enjundia. Se hermana con costumbres no muy lejanas y también mediterráneas que el cine y las novelas han dado una gran relevancia en el último siglo. Costumbres «sicilianas», «napolitanas» o «calabresas” por poner algunas de las más conocidas, con gran parecido a las «mallorquinas». Y como prueba de ello, éstas costumbres perduran en muchas relaciones cotidianas y domésticas. Por ejemplo, las de los jefes con sus empleados, las de unas empresas con otras, las de la Administración con los administrados, la de los políticos con sus conciudadanos, incluso la de padres con sus hijos, etc…Intentar enumerarlas seria tedioso. Sí, hay que admitir que las coincidencias con esas regiones vecinas no son plenas. Pues mientras en esas culturas cercanas es habitual el empleo de gatillos, balas y cañones recortados como instrumentos de desarrollo de la actividad, aquí estamos más en que fulanito acceda a un puesto en el “Ajuntament”, que te den la concesión de algún servicio u obra pública , que te veas beneficiado por la reclasificación de un terreno, por no ir más lejos, en Aucanada o Canyamel o ”donde sea necesario” (son ejemplos inventados que no tienen nada que ver con la realidad, como ya os habréis dado cuenta). Qualquiera que tenga la amabilidad de leer esta línas conocerá algún caso.
    Concluyendo. No veo a Rafael Nadal ni su entorno familiar recurriendo a posturas mafiosas. Y puede que me equivoque. De hecho “que los demás nunca sepan lo que realmente piensas” forma parte del ideario de la organización. Más bien, me imagino a otros que se sintieron importantes al estar al lado o favoreciendo al “importante” y que este se dejó querer. Esto también forma parte de la identidad, la cultura y la “idiosincrasia mallorquina”.

  9. Dionisios #
    9

    Mi amigo Xesc, campeón de ping-pong en las fiestas de su barrio, reparte pizzas en su moto con el escudo de Manacor. Me pregunta si puede, como embajador manacorí, tener un trato de favor proporcional a su éxito deportivo. Tan sólo quiere construirse una pequeña caseta en terreno rústico. ¿Qué le contestamos?

  10. Miquel (invitado) #
    10

    Buenas tardes,
    con mucho interés he leído el artículo. Y,,,,,, hasta bien el último parafo lo hubiera calificado como algo de «contribución a la diversidad de opiniones».
    Desafortunadamente, justo en el último de sus parafos, él acusa a todos nosotros, de ser anti-democráticos al pedir, por nuestra muy especial intención especial, pedir lo que nosotros estimemos justo o al menos preciso. Quien no ha pedido una vez que abren las puertas del autobus a nuestro niño para llevarle a escuela, después de cerrarlas por estar tarde en la parada…..
    Y….. podria ampliar la lista de ejemplos al infinito….
    Entonces, a mi modesto entender de las cosas, el punto de partida son los politicos, quienes, no solamente deberían tener la imagen de velar por el bien del conjunto de la comunidad, sino, también de serlo. En este sentido, la responsabilidad tienen los políticos por ceder y no la persona que pregunta, ya que los politicos, no solo por que representan la totalidad de la comunidad que representan, deberían ser ejemplo y sobre todo, representar la interpretación correcta de las leyes y legislación que han tramitado y aprobado.
    Pensemos en esto y votemos en este sentido.
    Con mucho cariño.
    Miquel

  11. Ignasi #
    11

    Rafael Nadal tenía interés, como es lógico, en construir su academia en su pueblo. Los políticos del pueblo tenían interés en que Nadal pusiera la academia en Manacor. Los ciudadanos de Manacor también, en general. No había terrenos con la calificación urbanística adecuada para construir la academia. Se dice de Nadal que es el mejor deportista español de la historia. ¿No entra dentro de lo normal que se dictara, mediante un acuerdo de los partidos políticos, una norma que permitiera la construcción de la academia? Yo creo que si. Es un beneficio para el pueblo, por los puestos de trabajo, por el reconocimiento internacional y porque pone a Manacor en el mapa mundial del tenis. Yo lo veo normal. Hay quien, como el articulista, ve el reverso de la moneda. Todo es del color del cristal con que se mira. Es evidente.

  12. Alex #
    12

    Bien, ha conseguido llamar mi atención , he leído con atención todo , buscando el motivo por el cual escribe esta entrada en el blog con el tiempo que conlleva hacerlo y solo me queda pensar que intenta echar un capote al alcalde de manacor. Pensaba el sr alcalde que ganaría adeptos de esta manera ? error , no solo no sabe donde meterse que como ultimo recurso busca que los pocos del partido que le apoyan le den la vuelta a la tortilla pues la cagada fue monumental . Si creen que hay prevaricación con los terrenos pues al juzgado , de lo contrario …pues a tragar . Saludos

  13. Perico V #
    13

    Vamos a ver: A) ¿quién hizo la normativa de construcción sobre cualquier clase de terrenos?, los políticos, ¿no?. B) ¿quién decidió hacer una excepción para un personaje de excepción que, además, no les pedía un euro, y corría con todos los riesgos?, los políticos, ¿no? C) ¿de qué ideología es el alcalde actual de Manacor?, seguro que no es ni de los que dieron el primer permiso, ni autorizaron la ampliación, ¿verdad? Lo más probable es que sea de esos que vulgarmente llamamos antisistema. D) Todo lo que ha hecho Nadal, con su dinero, ¿es bueno o malo para su pueblo, Manacor? Para mí, modestamente, es bonísimo. Entonces, ¿qué pretende el que hoy es alcalde y pasado mañana no lo será? Ni lo sé ni me importa pero lo de Nadal sí que seguirá siendo bueno para todos y si no lo es para este alcalde con ínfulas pues, “que hi ferem”.

  14. CHARLES MAURICE #
    14

    Bueno creo que es bueno reflexionar sobre el tema

    1) Es malo que se legisle a favor o en contra de alguien, pues no es ni bueno ni malo, todo depende de si esa legislación beneficia al interés general o no. Porqué legal es legal y licito moralmente tambien lo sera si es en funcion del interés general
    Que yo recuerde se ha legislado a favor de compañías eléctricas, de compañías navieras, etc y es normar no se habria podido hacer cosas que eran necesarias y eran compañías privadas y no pasa nada.
    También es cierto que se ha legislado para que determinados hoteleros simplemente hagan más, plazas o determinados constructores construyan mas metros y eso no afecta al interés general sino al particular,

    Hasta podríamos dar nombre de determinados despacho supuestamente de gente vinculadas o muy vinculadas con la izquierda que se dedican a eso pero no lo haré, al menos de momento.

    Llegado a este punto es muy simple sea Nadal o sea pepito grillo esa actuacion que se llevo a cabo es de interes general o no?
    ni se de tenis, ni me gusta el tenis, ni tengo interés en aprender, pero pare ser según me dicen gente que conoce este mundo que este tipo de actividades , son un importante foco de generación de riqueza y sobre todo de un importante valor añadido alli donde se instalan, pues detrás de ellas suelen ir clínicas, empresas varias para prestar servicios complementarios etc,
    si esto es verdad que problema hay que se haga una ley para que un señor haga algo que genera riqueza para todos, y par él también o era mejor que uno terrenos que no servían para nada en las afueras de un pueblo, que perdonen los de alli, pero no tenia ningun atractivo, se convierta en un referente mundial de una actividad, con futuro, que ademas general un importantísimo valor añadido para la zona.
    señores si me permiten lo que no puede ser que cuando a un burro le den un microfono se ponga a rebuznar, y me temo que a un alcalde le ha pasado algo parecido………….
    en fin país de batuecas, que dijo don Mariano José