Entrada etiquetada ‘Font’

Bauzá, el PP y Pastor

16

06 2012

A José Ramón Bauzá le gusta forzar situaciones. Nunca busca la contemporización. Nunca disminuye la intensidad de su posición. Todo lo contrario. Si ve que podría darse un potencial acuerdo, dice o hace algo que lo evita. Ocurre en todos los frentes que tiene abiertos. No se trata tanto de lo que hace como de cómo lo hace. El paradigma son los dos famosos hospitales. En realidad no los ha cerrado ni los cerrará –si es que lo hace definitivamente- hasta dentro de un año y medio. Pero lo anunció, así, rotundo, salvaje, brutal: cerramos dos hospitales. Y se armó la marimorena. Hubiera podido anunciar una futura reorganización de los recursos hospitalarios de los dos centros, con negociación con trabajadores, con el objetivo de encontrar una nueva reubicación, solamente si ésta fuera necesaria, para mejorar el servicio. Pero Bauzá no es así. Le gustó anunciar el cierre. Con dos. A lo bestia.
Así es él y así se comporta con todo y con todos. Como con Antoni Pastor o en su día con Jaume Font. Todos sabemos que en realidad no existe ningún problema de Pastor –o de Font- con la política lingüística del PP. Si uno y otro hubieran tenido lo que deseaban –portavoz del grupo parlamentario y presidencia del Consell- seguirían en el PP y explicarían hoy en día que gracias a ellos las tesis más bestias del radical anticatalanista Carlos Delgado no se han llevado a cabo. Bauzá hubiera podido evitar el cisma con los dos. Pero no quiso. Prefiere la ruptura total. Acabar con el que no se le cuadra sumisamente. Si fuera diplomático el mundo estaría en guerra en dos días.
Es una actitud muy peligrosa en un político. Porque antes o después a todo aquel que gobierna le llega el momento de necesitar apoyos. En ese momento le hacen pagar, con muchos intereses, la altanería y la crueldad de la que ha hecho gala durante tanto tiempo.

El centro regionalista

14

05 2012

Jaume Font, presidente de la Lliga Regionalista, y Josep Melià, ídem de Convergència per les Illes, presentaron al unísono la voluntad de confluencia de las dos formaciones. Ergo, convertirse en una sola. Seis meses de plazo se han dado. Como si fueran seis días o un año. Es que es la unión o la nada. Así que, como suele decirse, a la fuerza ahorcan.
No va a tenerlo fácil esta futura formación. El mínimo del 5% de votos que se necesita para obtener representación –que en Mallorca equivale a una cifra entre los 17.000 y 18.000 sufragios, aproximadamente- puede parecer poco pero es mucho. No se puede suponer una suma aritmética de los votos obtenidos por separado por ambos partidos, sino, más bien, una reducción segura debido al rechazo mutuo que entre electores de cada bando siempre se produce en operaciones de este tipo. Por ejemplo: el Bloc de 2007 (PSM, EU, Verds y ERC) supuso casi un 30% menos de votos que la suma de lo que obtuvo por separado cuatro años antes cada uno. Con esa reducción en 2015 el futuro partido se quedaría –como ahora Lliga y Convergència- fuera del Parlamento autonómico.
Con todo y con esto, el futuro centro regionalista –que todo indica que será más esto y no tanto, o casi nada, nacionalista- podría ser un dolor de cabeza para el PP. No porque vaya a quitarle, por sí mismo, la mayoría absoluta. Pero sin duda su mera existencia es un potencial flanco de erosión para un partido conservador que liderado por José Ramón Bauzá se ha convertido en el más derechista de su historia

Etiquetas: , , , , ,

UM, Lliga, Convergència

26

03 2011

Hasta ahora la gente de centro era de orden. Moderada y liberal, huía de radicalismos. Pero ahora, al menos en Mallorca, ya se parecen a los de izquierdas. De esas izquierdas que, como en Ibiza y Mallorca, prefieren pelearse entre sí y perder todos ante el PP que ir juntos y ganarle. Talmente hace el centro mallorquín. La Lliga de Jaume Font quiere disputarla espacio y votos a la Convergencia per les Illes de Josep Melià. Y por si faltaba algo, la líder de Unión Mallorquina en Calvià, María José Rodríguez, “ocupa” la sede central del partido y amenaza con revivirlo para presentarse a las urnas. Ríanse ustedes de las guerras fraticidas de la izquierda. La del centro moderado y liberal promete ser más (políticamente) sangrienta. Y todo por una escasa bolsa de votos. Ninguno quiere ser bisagra, dicen. Pero me parece a mí que el ejemplo de UM ha cuajado tanto que son muchos los aspirantes a emularla.

UM, Lliga y corrupción

27

02 2011

¿Si UM cambia de nombre se le solucionarán sus problemas? ¿Por qué temen tanto en UM a la Lliga Regionalista de Jaume Font? ¿A qué se debe que la nueva dirección se enfrente a un nuevo caso de posible corrupción de un dirigente, como es Catalina Julve, igual que las anteriores se enfrentaban a los que les surgían a la sazón? ¿Está realmente amortizada UM por sus votantes?… Quizá todos estos interrogantes no tendrían razón de ser si UM hubiera aceptado hacer aquello que es lógico y normal en todos los partidos cuando hay problemas. Debatirlos internamente, confrontar proyectos y votar. Desde 2007 ha habido cuatro congresos, cuatros presidentes pero sin debate congresual, sin confrontación de proyectos Esta es la debilidad real de UM. Ha creído que el debate interno era peligroso. No, lo peligroso, ahora lo padece, es evitarlo. Y esta actitud, en medio de tanta crisis por los casos de corrupción, le ha puesto ante la posibilidad de la nada futura o de entregarse a la Lliga de Font.

Jaume Font

06

02 2011

Si Jaume Font al final se alía con UM para concurrir a las elecciones es probable que sea él quien acabe por liderar esa operación regionalista, y no alguien de UM. Siempre y cuando, por supuesto, el invento electoral funcione en las urnas. En este sentido se abren muchos interrogantes: ¿aportará Font votos en cantidades significativas?, ¿restará sufragios a su antiguo partido?, ¿cómo se tomarán los todavía votantes de UM que tengan que votar a alguien que era diputado del PP hasta hace nada?, ¿el hecho evidente de que pesa más el interés personal que la ideología restará posibilidades electorales a Font?… Pase lo que pase en las urnas lo cierto es que al menos Font ha conseguido una enorme atención mediática. Y por ende en el PP, donde daban por cierta su mayoría absoluta y ahora ya lo dudan, empiezan a pensar que quizá Bauzá erró gravemente al liquidarlo: como poco la aventura regionalista les supone un grave dolor de cabeza; como mucho les podría resultar letal.

Etiquetas: , , , ,

Bauzá

30

01 2011

José Ramón Bauzá se ha impuesto a José María Rodríguez. Ni el viejo león ha sido capaz de ganarle el pulso. Como antes Jaume Font, Antoni Pastor y los enfadados por la designación de María Salom, Rodríguez se ha tenido que rendir a la evidencia. Bauzá manda. Desde septiembre pasado el presidente ha demostrado ser un hombre de hielo, un tipo que actúa fríamente, que es letal para quien se le opone y que hace lo que quiere. Impuso antes a Salom como candidata al Consell e impone ahora a Mateo Isern, hombre de Carlos Delgado, como número 1 en Palma. La supuesta negociación interna jamás ha existido. Bauzá ha ganado a todos los que se le han opuesto. En estos meses el presidente del PP ha dejado un reguero de damnificados tras de sí de tal magnitud que si el 22 de mayo pierde se lo comerán vivo. Pero si es presidente del Govern, con esta forma de actuar que tiene tan gélida, podrá hacer lo que quiera. Incluso no cumplir alguna de las promesas de cargos futuros que habrá hecho estos días.