Entrada etiquetada ‘Rajoy’

El referéndum, Cataluña y España

Vivimos en un país cuyo Jefe del Estado dice, en su mensaje a la nación de las fiestas de invierno, que las instituciones deben comportase con “ejemplaridad”. Resulta que la que él representa es ejemplo de todo lo contrario. Es una pequeña muestra, solamente, de la profunda herida que tiene este país. No sé si mortal, pero desde luego sí muy grave. No me extraña nada que una parte mayoritaria de los representantes de los catalanes desee largarse. Crear su propio país. Y que los nacionalistas vascos les imiten.
Así que la insistencia nacionalista catalana de tirar adelante con el ya famoso referéndum se entiende. Cómo no iba a entenderse. El problema es que dudo que el gobierno nacional les deje hacerlo y, todavía mucho menos, irse. Ya lo he argumentado en alguna que otra ocasión: si España perdiera a Cataluña, inmediatamente después seguiría el mismo camino el País Vasco. Sólo con estas dos regiones volaría de España casi un cuarto del PIB. Lo cual condenaría al resto a la pobreza, y con la imperiosa necesidad de estrujar a lo poco que tendría a mano: nosotros, Canarias, Comunidad Valenciana y poco más. En fin, que la cuestión económica en verdad no es si Cataluña y/o País Vasco serían viables como estados independientes, que sin duda sí, sino si lo que quedara de España lo sería, que probablemente no. Por eso mismo mucho me temo que Madrid no dejará que Barcelona rompa.
Lo peor del caso es que no estoy muy seguro de si en Madrid realmente calibran con corrección lo que acontece en Cataluña. Me da la sensación de que se creen que anulando políticamente a Artur Mas –lo cual están consiguiendo- se acabará el problema. Y no creo que vaya a ser así, la verdad. Más bien Mas será sepultado por el frente independentista, y ante eso creo que Madrid no tiene ninguna solución. O al menos la actitud que está adoptando Mariano Rajoy da a entender que es así.
Esta forma de no hacer da como consecuencia que el problema va enquistándose cada vez más y que la solución sea progresivamente más difícil, si es que ya existe algún arreglo posible. Con lo cual crecen exponencialmente las probabilidades de que cuando se evite el referéndum pasen cosas que a nadie debieran interesar.
Las preguntas del referéndum son una tomadura de pelo. Una farsa a la democracia que complica todavía más el bucle catalán. Una muestra de cómo lo que mal empieza acostumbra a mal acabar. Bien haría Rajoy en no seguir más la misma estrategia fracasada de Mas –ganar tiempo-, que es lo único que ha hecho hasta ahora. Porque en su caso una equivocación de esa magnitud podría tener consecuencias dramáticas.

26

12 2013

La conspiración contra Rajoy

Es obvio que existe una conspiración para que Mariano Rajoy dimita o, en su defecto, quede tan tocado que no pueda encabezar de nuevo la candidatura número 1 por Madrid en las próximas elecciones generales. Los que impulsan la operación y los que están en el ajo son los mismos de siempre.
De hecho, cuando Rajoy se dejó investir como sustituto elegido a dedo por su señor, José María Aznar, no fueron pocos los de su partido y de sus diarios que pusieron el grito (debidamente ahogado) en su cielo. Y cuando Rajoy perdió las elecciones de 2004 ante un novel José Luis Rodríguez, del PSOE, entonces ya no hubo disimulo. Para el congreso siguiente del PP le quisieron mover la silla. La lideresa madrileña del más rancio conservadurismo, Esperanza Aguirre, era la deseada. Pero ella, muy prudente, una vez testados los posibles apoyos, se dio cuenta de que iba a fracasar. Así que decidió esperar a tiempos mejores. Que parecieron venir después de la nueva derrota electoral de Rajoy, en 2008, y en vistas al nuevo congreso del partido. Historia que acabó exactamente igual que la primera.
Ahora, bajo la depresión permanente económica en que vivimos, los normales intentos de huir de este país fracasado por parte de nacionalistas catalanes y –luego- vascos y con la exasperante forma de hacer cómo si gobernase el país que tiene Rajoy, los conspiradores creyeron tener el cielo abierto. A por él, se dijeron. Dicho y hecho.
El problema es que el gallego es mucho gallego y no va a dejarse mover la silla con tanta facilidad. Sabe que los rebeldes son pocos y cobardes y convencido de que si aguanta, ganará -como decía su paisano Camilo José Cela que ocurría en España, que aquí aguantar es ganar-, y, además y sobre todo, como sabe que peor está su competidor, el PSOE, con un Rubalcaba más que amortizado, va cementando su trasero al mullido sillón del que va a costar mucho que se despegue.

22

07 2013

Rajoy, ETA y la ultraderecha

Está la ultraderecha nerviosa. Nunca vio con buenos ojos a Alberto Ruiz Gallardón, y que Mariano Rajoy le nombrase ministro de Justicia le escamó. Tampoco el moderado ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, es de su agrado, por su moderación y seguramente también por ser catalán, lo cual es por definición algo sospecho en el mesetario ultramontanismo cañí.
No han tardado los ultras en reaccionar. Tres meses después de formado el gobierno ya ven conspiraciones, pactos secretos con los etarras, acuerdos subterráneos con el PSOE y demás consabidas traiciones. Rápidamente las falanges mediáticas de los defensores de la Unidad de Destino en lo Universal han ido tomando posiciones con el objetivo de intentar abortar cualquier atisbo de progresión en el final de ETA. Uno de los gurús de los ultras, Jaime Mayor Oreja, quien por cierto declara que “por qué yo tendría que condenar el franquismo” –diga que sí don Santiago y Cierre España- lo ha dejado muy claro: “no estamos ante el final de ETA”. Esta es la consigna. Ergo Rajoy va camino de sumarse los traidores de lesa Patria.
Pero digan lo que digan los ultraderechistas, es evidente que afortunadamente el presidente del gobierno ha optado por –no había otro camino, claro está- la moderación, el sentido común, la lógica y la democracia.
Todo conflicto armado –sea cuál sea su intensidad- siempre tiene en el momento de su superación el coste terrible de ver a desalmados caminando tranquilamente por las calles. Tras la dictadura de Franco, la familia franquista de Jaime Mayor no fue perseguida de ninguna forma. Ni ella ni ninguna otra, valga la precisión. Y fue este tipo de gente el que formó parte de la perversión de Franco que asesinó, persiguió, exilió, robó y encarceló a cientos de miles de españoles. Cuando acabó su asquerosa dictadura, se les hizo una ley de punto final, y así en lugar de estar ante jueces demócratas que les juzgasen y, en los casos condenados, les enviasen a justa prisión, muchos estuvieron en política durante décadas, como Manuel Fraga. Es asqueroso, pero así se hace la paz. Tras la Segunda Guerra Mundial, los alemanes que combatieron el nazismo –que los hubo y no fueron pocos- tuvieron que ver con infinito asco como millones de nazis tenían cargos políticos, empresas y, en fin, hacían vida perfectamente normal, como si no fueran ratas. Fue el precio de la paz alemana.
Y así podría seguir hasta el cansancio. En todos los conflictos pasa igual. Y con el conflicto provocado por ETA pasará de la misma manera. Lo sabe bien Rajoy que está administrando con sentido común la lógica democrática en este final de la lacra terrorista. Por mucho que le pese a la ultraderecha así es y será.

Etiquetas: , , , ,

01

03 2012

Rajoy, Amaiur y ETA

El nuevo presidente, Mariano Rajoy, ha escenificado durante el debate de investidura la distancia que le separa de Amaiur. Sin embargo no ha querido argumentar nada a modo de respuesta a lo dicho por el portavoz independentista vasco. Ha sido claro éste, al decirle a Rajoy que “estamos condenados a entendernos”. Es así. Por mucho que pese a la extrema derecha, habrá entendimiento entre Amaiur y Rajoy. Por discretamente que sea. Y después habrá negociación entre el nuevo presidente y ETA. Exactamente igual que han negociado todos y cada uno de sus antecesores en el cargo. Incluido aquel José María Aznar que fue el que más lejos llegó en la comprensión del fenómeno político que habita tras el terrorismo: “movimiento de liberación nacional vasco” le llamó. Nada menos. Esta legislatura será muy importante para la evaporación de ETA. Y Rajoy va a negociar con los terroristas para conseguirla. Igual que han hecho todos los anteriores presidentes e igualmente todos, desde el lejano Adolfo Suárez, han ido debilitando políticamente a ETA a la vez que policía y jueces la reducían mediante la legítima represión. Así se habrá conseguido el final del terrorismo. Que no se espere sin embargo un acto de contrición pública etarra. Ni un momento concreto en que ETA deje de existir. No será así. Será una evaporación lenta y progresiva. Sin arrepentimiento formal colectivo, aunque seguramente alguno individual habrá en un futuro. Pero llegará ese final, y eso es lo que importa. Para llegar al cual el entendimiento entre Amaiur y Rajoy así como la negociación entre éste y ETA –y probablemente el proceso no acabará durante su presidencia- serán imprescindibles. Y se producirán. Por supuesto.

20

12 2011

Mariano Rajoy, presidente

Mariano Rajoy al fin será presidente. A la tercera va la vencida. Como candidato ha sido pésimo. No solamente porque no es la alegría de la huerta sino sobre todo porque carece del gracejo de Zapatero, de la labia de González, de la decisión de Aznar o de la aplastante presencia de Fraga. Rajoy ha sido otro tipo de candidato. El anticandidato. El que está predestinado a perder. Pero aguantando –aguantar es ganar, que decía Camilo José Cela- ha conseguido llegar vivo hasta el punto en que el salero de antaño de su adversario se ha tornado inutilidad manifiesta a ojos de millones de españoles que le han huido. Algunos análisis de la izquierda pretenden quitar mérito a Rajoy porque “no ha ganado” sino que “ha perdido” el PSOE. ¿Acaso alguna vez es diferente? No, no lo es. Saber aguantar hasta que el adversario pierda es una virtud política que el virtual nuevo presidente ha sabido ejercer como ningún otro candidato. Bien cierto es sin embargo y como se ha dicho antes que Rajoy ha sido un funesto candidato. Lo cual no lo invalida para ejercer una buena presidencia. Es más: ahora mismo al menos inspira más confianza entre muchos más españoles,incluidos los que  no le han votado, que la que pudiera infundir Zapatero –nula-, Rubalcaba –poca- o cualquier otro presidente socialista. Ya veremos dentro de un año. Pero hoy por hoy el conservador da más garantías que cualquier alternativa. Por eso mismo tiene el gran apoyo que se le dio el pasado 20 de noviembre. No había otra opción. Cualquier otro escenario hubiera sido un desastre para el país. Tiempo habrá de evaluarlo, pero de momento Rajoy es el único capacitado para hacer frente al desastre económico dejado por el PSOE, a la crisis internacional y al reto territorial que plantearán los radicales vascos. Y si bien las dos primeras grandes cuestiones son las más importantes para todos los ciudadanos, la tercera puede ser al cabo ser la más relevante políticamente para el PP, porque la extrema derecha –Jiménez Losantos, Intereconomía y etcéteras- presionará muy mucho cuando negocie con ETA, lo cual hará como han hecho todos sus antecesores sin excepción, y con el futuro gobierno vasco por el nuevo estatuto.

21

11 2011

Los amigos Rubalcaba y Rajoy

El debate entre Rubalcaba y Rajoy lo ganaron los dos. Rajoy, porque no perdió ni un voto entre los suyos -y los que pudiera haber perdido entre la ultraderecha, por demostrar su acuerdo básico en relación a ETA con el PSOE, lo compensaría por el centro debido a la moderación de la que hizo gala- y por ende ganará de calle las elecciones. Y Rubalcaba porque a pesar de demostrar que da los comicios por perdidos también dejó claro que su objetivo no era la competencia electoral sino ganar unos votos -que sin duda los ganó- por su izquierda que le permitan liderar la transición del PSOE tras la derrota en urnas. Lo que sorprendió más del cara a cara fueron los pactos entre los dos equipos de los supuestamente contendientes. Ni una palabra sobre la corrupción, cuando es un gravísimo problema que tiene la política española. Nada de la Unión Europea: ni sobre que esté en casi quiebra, ni del papel de España en ella, ni de… nada de nada, y eso que las cuestiones esenciales europeas no se dilucidan en el Parlamento Europeo sino entre los gobiernos de los estados, por tanto es en las elecciones nacionales donde cabe contrastar seriamente sobre la visión que cada partido tiene sobre cómo debiera ser esa Unión que se nos cae a pedazos. Ni mención tampoco a Zapatero, el triste presidente saliente: ambos lo dieron por más que amortizado. Ni salió a colación el nada espectacular papel ministerial que hizo Rajoy en los gobiernos del siniestro Aznar, el guerrero servil de Bush. En resumidas cuentas, que pactaron no hacerse daño, dar el morbo imprescindible a la audiencia y, sobre todo, que cada uno pudiera lograr el objetivo que se marcaron ambos en el debate. Lo consiguieron.

09

11 2011

El partido de la ultraderecha

Mucho se interpreta sobre el comunicado de ETA en el que anuncia el cese definitivo de la violencia. Es curioso constatar cómo a algunos parece que les duela que los terroristas digan que no van a matar más. Y cómo montan una manifestación preventiva contra no se sabe muy bien qué. De su enfebrecida imaginación surgen conspiraciones que consideran “probadas” porque hay evidencias de contactos secretos entre ETA y el gobierno. ¿O no los había cuando el mentiroso Jaime Mayor Oreja era ministro? Por supuesto que los había. Como ha pasado con todos los demás ministros del Interior. Y es su trabajo que así sean estos contactos: secretos y eficaces en la medida de lo posible. Así se ha llegado dónde estamos. A partir de ahora empieza un proceso largo. Que se supone –o así todo el mundo lo supone- que va a tener que gestionar Mariano Rajoy. Si es que, tal y como aventuran todas las encuestas conocidas hasta ahora, en efecto gana por mayoría absoluta las elecciones generales del próximo día 20 de noviembre. Y vista la reacción moderada, centrada y adecuada de Rajoy ante el comunicado de ETA, y lo mal que ha caído ésta entre el sector más extremado de su partido y entre todo el resto de la ultraderecha, cabe imaginar que si es presidente tendrá en la negociación con ETA un serio flanco de potencial erosión. Tanto que es creíble, al menos hoy por hoy, que la extrema derecha pueda llegar a romper con el sector mayoritario del PP, el normal. ¿Tendremos a medio plazo un partido de extrema derecha liderado por algún gurú de las conspiraciones, tipo Mayor Oreja o Esperanza Aguirre, impulsado mediáticamente por el ínclito ultra de las ondas Jiménez Losantos?

25

10 2011

IB3, RTM y el PP

El PP cierra la radio y la televisión de Mallorca con la excusa de la necesidad de reducir gastos del Consell Insular. En el otro lado, el Govern no cierra IB3 pero ya ha anunciado que el año que viene tendrá solamente 30 millones de presupuesto y, sobre todo, demuestra tener un interés absolutamente nulo en ella. Solamente así se explica sus continuas metidas de pata al respecto de la radio y televisión pública regional. La última: dar publicidad a los nombres de los nuevos directivos sin apercibir-se -¿es esto posible?- que la ley le obliga a sacarlos a concurso (un despropósito, pero así es la ley). Este absoluto desinterés para con los medios de comunicación públicos no puede deberse a la excusa económica, ni a que –bien probado está: cada gobierno que ha “tenido” IB3 ha perdido en las urnas- no sirvan para ganar elecciones, ni tampoco a que el Govern sea inútil. No. Tiene que haber otra explicación. La única es que hay un plan previsto. Esperar a que Mariano Rajoy gane por mayoría absoluta y que luego cambie la ley para permitir la privatización de las televisiones autonómicas. Así IB3 –como las demás gestionadas por el PP- podría ser vendida. Y de paso los conservadores se aseguran de no dejar nada vivo –RTM- que pueda llenar su vacío, por poco que fuera.

Etiquetas: , , , , ,

09

10 2011

Zapatero y elecciones

Como los peores. Así se despidió Zapatero. Mentiroso hasta el último instante. Sin reconocer lo evidente. Inútil hasta el tuétano. El peor presidente de la democracia española se va. Al fin. Elecciones en menos de cuatro meses. ¿Rubalcaba o Rajoy? El conservador cree estar tocando ya con los dedos la mayoría absoluta. Que no se confíe tanto que el PSOE de Rubalcaba es muy ladino. Se dejó pegar en el culo de sus alcaldes y presidentes autonómicos, el pasado 22 de mayo, la patada que los votantes quisieron haber dado a Zapatero. Y ahora espera el lógico reflujo: la recuperación de buena parte de ese voto que se fue a la playa o a otras opciones alternativas. Y que ahora se siente en parte arrepentido y en parte asustado por el tsunami azul. Mientras se resuelve la incertidumbre nacional, en Baleares todo el mundo da por hecho que el PP se quedará con 5 diputados y el PSOE con 3. Los primeros en asegurarlos son los mismos conservadores. Mucha piel vendida antes de que el oso haya sido cazado.

31

07 2011

Dinero y elecciones

Todas las instituciones gobernadas ahora por el PP, y hasta junio pasado presididas por el PSOE, parecen haber sufrido una severa dieta que las ha dejado con las arcas vacías. Hace unos días el Govern se lamentaba porque no encontraba los 150 millones que los socialistas decían que dejarían prestos para ser gastados por los nuevos inquilinos. Nunca dijeron tal cosa. La exageración de la desastrosa situación económica –por otro lado preocupante- es la norma de actuación de José Ramón Bauzá, María Salom y Mateo Isern. Exageran tanto como pueden –incluso llegando a mentir, como con los 150 millones- porque son órdenes de su central: parte de la argumentación electoral de la campaña que pretende llevar a Mariano Rajoy a sentarse en el sillón de presidente del Consejo de Ministros. Por eso se recarga tanto y se llora desconsoladamente. Para atacar al PSOE cómo sea ahora que se otean ya en el horizonte las elecciones generales.

18

07 2011