Entrada etiquetada ‘sentencia’

Parot, la ley y la paz

21

10 2013

La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos estaba cantada. Ya se había pronunciado hace un año. Diciendo lo lógico, razonable y democrático. Que en un Estado de Derecho la ley que se aplica a un reo es la que está vigente cuando es juzgado. No la que –como era el caso- se haya aprobado años después para más perjudicarle. Porque en una democracia no existe la ley retroactiva si es negativa para el reo. De hecho la Constitución la prohíbe y solamente las presiones de todo tipo por malentendida razón de Estado explican que en su día el Tribunal Constitucional avalase la vergonzosa doctrina Parot.
El espectáculo de medios de comunicación derechistas y de los ultras de la AVT y compañía rasgándose las vestiduras diciendo mentiras no obsta para que reluzca lo que es obvio. Que el Tribunal europeo ha hecho un gran favor a la democracia española. Por mucho que ahora parezca lo contrario. No pueden erigirse la libertad y la paz verdaderas sobre legislaciones especiales. Y esta sentencia, aparte de situar adecuadamente nuestro país de nuevo en la senda de las democracias, da un buen impulso, y esto es muy importante, al camino hacia la paz en el País Vasco.
Por cierto: este tribunal es el mismo que en su día avaló la ilegalización de Batasuna. Conviene tenerlo claro ante los delirios fachas que se oyen estos días en su contra.
Esta sentencia aboca sentido común al proceso de paz vasco. Policial y políticamente se ha terminado con el terrorismo, se le ha vencido, pero para que desaparezca ETA habrá que excarcelar a sus delincuentes. Lo sabemos todos y lo sabe este mismo gobierno, el de Mariano Rajoy, que está excarcelándolos, como igual seguirá haciendo cualquier otro que le suceda.
El proceso no será fácil ni corto. Pero está encauzado. Y sin duda la sentencia del Tribunal europeo, aunque no tenga relación directa porque se trata únicamente de preservar el Estado de Derecho español, ayuda en este sentido.

Nacionalistas y España

02

07 2010

La sentencia del Tribunal Constitucional irritó a los nacionalistas, no sólo a los catalanes como se ha visto en Baleares. Y que Zapatero haya dicho que con ese fallo se termina el proceso de descentralización ha provocado un pequeño terremoto en la Cataluña política. Los nacionalistas no quieren que se cierre de ningún modo. Para algunos de ellos, ante esta situación, no hay más remedio que optar por la independencia unilateral. En el otro lado no faltan los nacionalistas españoles que ven en la sentencia del Constitucional la ruptura de España. Unos y otros exageran. Y Zapatero se equivoca, nuevamente. Mientras que no se reforme la Constitución para otorgar a Cataluña y al País Vasco un estatus diferente al resto de regiones la estructuración política de España no funcionará. No es cuestión de nacionalismos –éstos siempre muy pegados al sentimiento- sino de racionalidad, de reconocimiento de una realidad histórica, le pese a quien le pese.