Entrada etiquetada ‘turismo’

Mallorca sin el rey

27

08 2011

Acaba agosto y pronto vendrán las valoraciones de cómo ha ido la temporada turística. Entre las cuales seguro que no estará ésta: la del nulo impacto que ha tenido la (casi) ausencia del rey en Mallorca. Según la leyenda, que Borbón veranee aquí desde los tiempos en que era solamente el sucesor a título de Rey del dictador Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España por la gracia de Dios, es bueno para la imagen y la economía insular. Ergo que no venga debería ser terrible. Este verano hemos quizá iniciado, gracias a La Leti, sin igual republicana, el que debería ser durísimo aprendizaje en esto de no tener al rey y compañía por estos andurriales. Sin embargo nadie se ha dado cuenta de la magra presencia. Un par de días, unas fotitos y hasta el año que viene. Y aquí no ha pasado nada. Si no hubiera venido, tampoco. Ahora que parece que el futuro rey –que lo será por poco, si es que llega a serlo- veraneará, como todos los hombres casados, allá donde quiere su mujer, en Mallorca hemos iniciado el aprendizaje de cómo será el verano sin ellos. Igual que con o con sólo un poco.

Nuestros (malos) hoteleros

24

07 2010

¿Cómo puede explicarse que Baleares tenga su economía turística por los suelos cuando las otras grandes regiones turísticas españolas –Cataluña, Canarias, Comunidad Valenciana- están registrando buenos índices de ocupación y gasto turístico? Índices que en las Islas están bajando. Y eso después de que en el último año y medio los hoteleros hayan recibido ayudas como nunca por parte de las administraciones –tanto de la nacional como de la regional-, incluida la vergonzosa –podríamos llamarla así- Ley de Privilegios Urbanísticos Hoteleros recientemente pactada entre todos los partidos del Parlamento balear, y que el GOB denuncia, con buen criterio, como “urbanismo a la carta” para unos pocos privilegiados. ¿No será que lo que falla son precisamente nuestros (malos) hoteleros? Pero claro, no puede decirse. Eso es tabú. Aquí seguiremos empobreciéndonos para que ellos sigan ganando fortunas a costa del bien social.